Público
Público

Caída histórica del sector textil en 2009, con un 15,7 por ciento de ventas menos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sector textil ha tenido una caída histórica en la actividad y el empleo durante 2009, con un descenso en la facturación que supone un retroceso del 15,7% respecto al año anterior debido sobre todo al descenso del consumo interno, según el Consejo Intertextil Español.

El presidente del Consejo y de la Federación Española de Empresas de Confección (Fedecon), Ángel Asensio, destacó, en una entrevista con Efe, la necesidad de contar con ayudas para evitar el cierre de empresas y la pérdida de puestos de trabajo.

Asensio recordó que el Congreso aprobó a primeros de abril una enmienda para prorrogar las ayudas previstas en el plan de apoyo al sector textil que finalizaron en diciembre de 2009.

El presidente de Fedecon se quejó de que casi tres meses después de la aprobación aun no ha habido ninguna reunión y que la primera reunión será pasado mañana con la dirección general de Industria y de Trabajo.

El plan de apoyo al sector textil, que cuenta con 170.000 trabajadores y alrededor de 7.500 empresas, establece medidas de carácter laboral, industrial y financiero para adaptar el sector a las nuevas exigencias internacionales tras la liberalización del comercio internacional.

Asensio incidió en que además hay que facilitar la flexibilidad laboral, incrementar las ayudas para la exportación, reforzar los mecanismos para facilitar la financiación y potenciar la innovación.

El presidente de Fedecon abogó por continuar con la tradición de calidad del textil español y dijo que no hay que perderla, sino afianzarla y competir con diseño y creatividad, y no con precios bajos.

No obstante reconoció la fuerte competencia de la confección procedente de otros países como China, a la que en su opinión hay que hacer frente con una mayor calidad en la producción española.

Para Asensio es necesario no dejarse cercar por el desaliento y dijo que hay que apostar por la confianza y la certidumbre, frente a la gran desconfianza e incertidumbre sufridas por el sector en lo últimos dos años.

Sobre la reforma laboral afirmó que más que las regulaciones, lo que son importantes son las medidas para incrementar las ventas y el consumo, que es lo que permite que no se cierren empresas y que se contrate a trabajadores.

Una de las formas de luchar contra los problemas que se están sufriendo en el mercado interior, más afectado por el consumo que el exterior, es apostar por la internacionalización de las empresas de moda y textil, lo que ayuda además a diversificar riesgos en tiempos de crisis, agregó.

Los empresarios de textil trabajan también, explicó, en la promoción de la llamada "Marca España", que ayudará a la percepción en otros países de la pujanza de este sector y le dará un valor añadido y una definición.

Asensio consideró que el precio de la ropa en España no ha subido desde hace 15 años por el efecto de los hipermercados y de las marcas de ropa barata que han moderado los precios del resto de los productos de vestir.

También dijo que las perspectivas para este año son inciertas, pero algo mejores que el año pasado y que se va intentar que no repercuta en el consumidor la subida del IVA del próximo 1 de julio para no frenar la demanda interna, aunque prevé que la situación del consumo no mejore de forma clara hasta el 2011.