Público
Público

La Caixa gana un 7,5% menos tras sanear inmuebles

Fitch rebaja la nota a Caja Madrid por los activos que proceden de impagos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Caixa mostró ayer la fotografía más clara de lo que ha supuesto la crisis incluso para una de las entidades financieras más fuertes del país. La entidad ganó, entre enero y junio de este año, un 7,5% menos que en el mismo periodo de 2009, situándose su ganancia en 902 millones de euros.

Ninguna entidad puede esquivar la necesidad de seguir reforzando su balance y ajustando el valor de sus activos, fundamentalmente los ligados al negocio inmobiliario.

El negocio recurrente de la caja que preside Isidro Fainé sigue siendo rentable, puesto que lo que no se saca con intereses en esta ya prolongada época de tipos en mínimos históricos (la práctica totalidad de las hipotecas está revisada ya a la baja); la entidad lo ha logrado con comisiones (aumentan un 4,6% por la mayor actividad con fondos de inversión y el negocio con empresas) y reducción de los gastos (caen un 3,7%). Además, la cartera de empresas participadas (agrupadas en Criteria) es un soporte de oro, mientras las futuras normas internacionales de capital no digan lo contrario. Entre resultados de empresas en las que controla más del 20% del capital (que suman por puesta en equivalencia) y dividendos, La Caixa ingresó 920 millones, un 25,7% más que en el mismo periodo de 2009.

El único factor que empaña el final de la cuenta son los 868 millones que La Caixa computa como pérdidas por deterioro de activos, un 16,4% más que hace un año, cuando ya se reconocieron pérdidas de valor por 746 millones. El motivo fundamental está en la cartera de inmuebles.

La solvencia se sitúa a la cabeza del sector y la morosidad (3,46%) muy por debajo de la media (5,5%), y aún así la entidad, que ni ha tocado en el semestre el fondo genérico para insolvencias (1.835 millones), ha destinado los 233 millones obtenidos por la venta de Adeslas a incrementar la fortaleza del balance.

Banco Sabadell ganó en el mismo periodo 233,6 millones, un 29,6% menos, tras destinar 693,8 millones la mitad procedentes de plusvalías a dotaciones y saneamientos de la cartera de inmuebles y otros activos. La integración con el Banco Guipuzcoano va a suponer un coste de 80 millones. Bankinter ganó 105 millones, un 24,13% menos, sobre todo por la revisión de los tipos de sus hipotecas.

Por otro lado, ayer la agencia de calificación Fitch rebajó la nota a Caja Madrid por su alta morosidad y elevado volumen de activos inmobiliarios procedentes de impagos.