Público
Público

La Caixa se plantea crear un banco y traspasarle su negocio

La operación se realizaría en el primer trimestre de 2011. La obra social quedaría en una fundación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La nueva ley da muchas posibilidades a las cajas de ahorros y los mercados cada vez les demandan que se parezcan más a los bancos para darles financiación. Es el camino a seguir y La Caixa, la primera caja española, se plantea si es el momento de cambiar para superar airosamente esta crisis. La entidad está estudiando varias posibilidades, pero la que más opciones tiene de salir adelante es la de traspasar todo su negocio financiero a un banco de nueva creación, que tendría acciones, como cualquier otro. De él dependería, además, Criteria, su holding de participadas. La obra social quedaría en una fundación, que sería a la vez propietaria del banco y que se nutriría con sus beneficios.

Fuentes de la caja aseguraron a Público que está todo en estudio, que están abiertos a todo y que no hay ninguna decisión tomada. Otras fuentes conocedoras de la operación afirman que el proceso estaría avanzado y que sólo es necesario dar el paso final. A partir de ahí, tendría que aprobarlo el consejo de administración y después la asamblea general. La idea es que el proceso se realice en el primer trimestre de 2011.

La decisión respondería a las nuevas exigencias de Basilea III

Un alto cargo de la entidad precisó ayer que no se convertiría en banco por necesidad (algunas cajas están prácticamente obligadas a ello porque de lo contrario los mercados no están dispuestos a prestarles liquidez ni capital) sino porque es lo más adecuado en el marco de Basilea III (las nuevas normas internacionales de riesgos), que exigen más capital y más claridad.

Fuentes del sector aseguran que una operación de este calibre no perjudicaría en absoluto a la obra social, el mayor orgullo del presidente de La Caixa, Isidro Fainé, porque la entidad tendrá más capacidad de captar capital en los mercados y por tanto de ganar tamaño y de dedicar más dinero a sus actividades filantrópicas.

Fainé, desde su atalaya como presidente de la patronal, fue uno de los grandes impulsores de la nueva Ley de Cajas, que, además de la creación de una fundación y el traspaso del negocio financiero a un banco, permite la creación de un Sistema Institucional de Protección (SIP) y la conversión total en banco cuando más del 50% del capital de la caja pasa a manos privadas. Estas opciones, que se contemplan en los estatutos de La Caixa, también se han barajado, pero no tienen muchas opciones de salir adelante.

Los analistas creen que así le será más fácil comprar bancos o cajas

Los analistas esperan esta operación hace semanas y aseguran que, tras el traspaso del negocio a un banco, se abrirán muchas posibilidades de que La Caixa retome su liderazgo en las cajas (se lo arrebatarán Caja Madrid y Bancaja en enero) con la compra, más adelante, de algún banco o con la absorción de algún grupo de cajas en problemas.