Público
Público

La Caixa sigue negociando la financiación de Lukoil en Repsol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Caixa sigue negociando con los principales bancos acreedores de Sacyr para tratar de cerrar una propuesta de financiación a la rusa Lukoil, dijo el lunes una fuente que participa en la operación.

"Los bancos acreedores de Sacyr están viendo el tema de las garantías y otros aspectos para cerrar una propuesta de financiación para la compra del 20 por ciento en manos de Sacyr asumiendo el crédito de la constructora", dijo la fuente.

Santander, Caja Madrid, Citigroup y Calyon - para tratar el asunto, aunque una portavoz de la caja catalana dijo a Reuters que el proceso se encuentra "en una fase incipiente", confirmando declaraciones realizadas el fin de semana por su director general.

Fuentes próximas a la negociación afirman que Sacyr y Lukoil han llegado ya a un acuerdo de venta al que se sumarían también Criteria, Caixa Catalunya y Mutua Madrileña de forma que la rusa adquiriese casi un 30 por ciento de la española.

Con estas condiciones y un precio de referencia que, según fuentes que participan en la operación podría alcanzar los 28 euros por acción, Lukoil necesita antes que nada obtener una financiación de más de 10.000 millones de euros.

En principio, la idea manejada por La Caixa es que la rusa asuma el crédito de 5.175 millones de euros con el que Sacyr compró el 20 por ciento de Repsol. Pero, además, Lukoil necesitaría más financiación para cubrir la diferencia entre este crédito y el precio y la adquisición del 9,9 por ciento adicional en manos de La Caixa, Caixa Catalunya y Mutua Madrileña.

Según documentos oficiales registrados en la SEC, el crédito de 5.175 millones de euros de Sacyr está liderado por Citibank (1.154 millones), Santander (1.154 millones), Calyon (563 millones) y Caja Madrid (933 millones).

LA FRONTERA POLÍTICA

Pero diversos analistas consideran que más que la financiación, realmente compleja en un momento de fortísimas restricciones de crédito, las principales dudas a la operación tienen carácter político.

"La reacción por parte del Gobierno a la operación ha sido poco clara", explicó Fortis en una nota. Si "bien se prefiere que Repsol siga siendo una compañía controlada por capital español dado su carácter estratégico, las declaraciones del presidente del Gobierno apuntarían a que no bloquearían la operación dado que se trata de una compañía privada".

el mayor accionista es Vagit Alekperov (20,4 por ciento en mayo de este año), ex ministro ruso de energía -, Zapatero defendió la semana pasada el carácter privado de Lukoil tras recordar que la estadounidense ConocoPhillips tiene un 20 por ciento del capital.

"Sería de una enorme ingenuidad creer en su independencia (de Lukoil) del Gobierno cuando añadimos el hecho de que en torno al 90 por ciento de sus reservas se sitúan en territorio ruso", explicó Fortis. "Aunque ConocoPhillips tiene un 20 por ciento de las acciones, no pensamos que esta participación la convierta en una compañía independiente de poderes públicos".

Además, la operación ha desatado una batalla política, con cruces de acusaciones entre el Gobierno y la oposición e, incluso, entre distintos miembros del Ejecutivo.

Mientras el presidente español y su vicepresidenta se mostraron abiertos a la entrada de la rusa, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha mostrado una actitud que los analistas interpretan como de franca oposición.