Público
Público

Caixabank ganó 1.053 millones en 2011, el 13 por menos menos al dotar 2.413 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El beneficio neto del grupo CaixaBank al cierre de 2011 ha sido de 1.053 millones de euros, un 13,1 % menos que el año anterior, debido al fuerte esfuerzo en dotaciones, que ha alcanzado la cifra total de 2.413 millones, ha informado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Además de estas dotaciones, se han llevado a cabo otros saneamientos extraordinarios por valor de 706 millones, ha explicado la entidad bancaria controlada por La Caixa.

Se mantiene el resultado recurrente del grupo CaixaBank, que no contempla los resultados extraordinarios, y que ha ascendido a 1.185 millones (-12,8 %), gracias en buena parte al buen comportamiento del margen de explotación, que ha llegado a 3.040 millones de euros, lo que supone un 0,9 % más respecto a 2010, si no se incluyen los extraordinarios.

CaixaBank ha señalado que las plusvalías extraordinarias generadas en 2011 han ascendido a 907 millones netos e incluyen el beneficio por la venta del 50 % de SegurCaixa Adeslas, que han supuesto 450 millones de euros netos, casi la mitad de los ingresos atípicos.

Además, CaixaBank se ha beneficiado de la disponibilidad de fondos constituidos en ejercicios anteriores como consecuencia del test de suficiencia de pasivos por operaciones de seguros (224 millones netos) y plusvalías por la venta de activos, con otros 233 millones.

En la partida de los 2.413 millones de dotaciones destacan los saneamientos extraordinarios netos por 1.039 millones, de los cuales 374 han sido para insolvencias adicionales a los calendarios establecidos por la normativa aplicable, 360 millones relacionados con la cartera de participaciones bancarias, y 117 millones por el registro de los gastos derivados del proceso de reorganización del grupo.

El banco que preside Isidre Fainé ha mantenido el volumen de negocio (-0,2 %) y ha reforzado su "core capital" -porcentaje de recursos propios considerados de máxima calidad- hasta el 12,5 %, mientras que su liquidez se ha situado en 20.948 millones, unido a un calendario de vencimientos para el año en curso: 2.327 millones.

Durante 2011, la ratio de morosidad de CaixaBank se ha situado en el 4,90 % y ha continuando manteniendo un diferencial positivo frente al 7,51 % de media del sector financiero en noviembre.

La entidad sigue sin disponer del fondo genérico, que se mantiene en los 1.835 millones del cierre del ejercicio 2009, "gracias a la fuerte capacidad de generación de ingresos".

El margen de intereses de CaixaBank refleja un aumento del 9,4 % respecto del tercer trimestre, y se ha situado en 3.170 millones, un 7,3 % menos respecto al cierre de 2010.

El margen bruto ha llegado a 6.272 millones, con un descenso del 1,7 % durante 2011, mientras que las comisiones netas han crecido un 11,1 % interanual, hasta 1.562 millones.

El margen de explotación ha sido de 3.040 millones de euros, un 0,9 % más que en el mismo periodo del año anterior que, con resultados extraordinarios, supone un 1,8 % menos.

La entidad ha destacado que "la estricta política de contención y racionalización de los costes ha permitido reducir un 4 % los gastos de explotación recurrentes, incluso tras la absorción de Caixa Girona y Bankpime. Así, la ratio de eficiencia se ha situado en el 51,5% ".

La cartera de inmuebles de CaixaBank, que ha entrado en balance por vía de la gestión de créditos, ha ascendido a 31 de diciembre de 2011 a 1.140 millones de euros netos, con una cobertura del 36 %, y del total de la cartera, un 14 % corresponde a suelo, con una cobertura del 62 %.