Público
Público

CaixaBank saca pecho tras ganar un 11% más

La entidad deja atrás la reducción de beneficios en sus primeros resultados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CaixaBank, el banco del grupo La Caixa, lleva apenas tres semanas cotizando en bolsa, veinte días inmerso en unas turbulencias bursátiles que le han arrancado un 13% de su valor. Ayer, no obstante, le tocó sacar pecho.

Aprovechó la presentación de resultados del primer semestre para apuntarse una mejora del beneficio neto del 11%, hasta los 833 millones de euros. Rompió así muchos trimestres de contracción de resultado por el que su cúpula había apostado en defensa del principio de prudencia: era ya costumbre apuntar los resultados extraordinarios en la partida de las dotaciones. Y esta vez no ha sido así.

La mejora del beneficio, ayudada por la tranquilidad bursátil que aportó a primera hora el acuerdo sobre el rescate griego, tuvo efectos inmediatos. Los mejores resultados vistos hasta ahora en la banca española espolearon el título, que ganó un 2,58% durante la jornada. La venta del 50% de Adeslas a Mutua Madrileña ha sido determinante para ello.

Las plusvalías obtenidas en esa operación, de 463 millones de euros, se dirigieron, en parte, a hinchar el beneficio neto, lo que contribuyó a conseguir el alza final del 11%. Pero, siguiendo con la lógica impuesta por el presidente de La Caixa, Isidre Fainé, fueron también (332 millones) al cajón de las dotaciones extraordinarias. Por si acaso, que la entidad ve 2012 todavía borrascoso. Hasta ahora, la morosidad de CaixaBank sigue creciendo, y se situó en junio en el 4,3%, nueve décimas más que en 2010.

En la reunión ante analistas, el vicepresidente del banco, Juan María Nin, destacó la liquidez y la solvencia como puntos fuertes del banco. La liquidez porque cuenta con 21.600 millones de disposición inmediata. La solvencia porque ha reforzado el capital de mayor calidad (core capital), que alcanza ya el 11,3%, 2,4 puntos más.

Los resultados semestrales reflejan el buen estado de forma en que se encuentra la entidad, amparada por su gran red comercial. Ahora que los bancos roban negocio a las cajas, CaixaBank logró que su volumen de negocio creciera un 5,3%, hasta 436.974 millones. Los recursos de los clientes crecieron un 6,8%, el doble que los créditos concedidos. Y eso mientras cerraba 160 oficinas duplicadas por la absorción de Caixa Girona.