Público
Público

Caixanova y Caixa Galicia aprueban su integración con un gobierno paritario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Caixanova y Caixa Galicia han aprobado hoy el documento definitivo del Plan de Integración formulado por ambas entidades ajustado a las observaciones efectuadas por el Banco de España, y han acordado la igualdad de número de miembros de cada caja en los órganos de gobierno.

Ambas entidades han informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de la aprobación del protocolo y del plan de integración a efectos de la solicitud de 1.162 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), detallan las cajas en un comunicado, en el que precisan que mañana presentarán oficialmente la documentación en el Banco de España.

Asimismo, estiman que el beneficio neto medio anual (después de impuestos) de la caja gallega resultante superará los 320 millones de euros entre los ejercicios 2010 y 2015, año en el que se amortizará el FROB y que permitirá acercar la eficiencia de la nueva entidad al 50 por ciento gracias a la obtención de unas sinergias netas de más de 330 millones de euros.

La integración de Caixanova y Caixa Galicia originará una entidad financiera con unos 90.000 millones de euros de volumen de negocio y una red de más de 1.100 sucursales, si bien el plan incluye la reestructuración de 300 oficinas, menos de 200 en Galicia, además de la prejubilación de 1.200 empleados.

En cuanto a las sedes, la social se fija en A Coruña y la dirección ejecutiva del negocio en Vigo; la institucional, sede de los distintos órganos de gobierno y de las comisiones estará en Vigo y A Coruña será la sede de la asamblea general, aunque habrá cosedes representativas, comerciales y operativas en ambas ciudades.

Ambos consejos de administración aprobaron la configuración del comité de dirección de la caja fusionada, que estará integrado, además de por el director general, José Luis Pego, y por el director general adjunto ejecutivo, Javier García de Paredes, por otros diez directivos procedentes de los actuales comités de dirección de las dos entidades.

Así, el plan de integración incluye el equipo de gestión de la nueva caja gallega, que estará conformado por 12 ejecutivos, la mitad procedente de cada una de las cajas.

El proyecto de fusión desarrolla los acuerdos de los consejos de administración del 11 de mayo y 14 de junio de 2010, con el objetivo de definir las reglas de organización y funcionamiento de la caja resultante durante el período transitorio de integración, y entre otras se establecen los principios de gobierno durante el período transitorio, uno de ellos la igualdad en los órganos de gobierno.

De esta forma, la asamblea general estará constituida por 320 consejeros generales; el consejo de administración tendrá 22 vocales y las comisiones de control, delegada y de retribuciones, inversiones y obra social también serán paritarias.

Durante la primera mitad del período transitorio (18 meses), las funciones de Presidencia, que tendrá voto decisorio en caso de empate, las ejercerá el copresidente procedente de Caixanova y durante la segunda el procedente de Caixa Galicia.

El orden de presidencias en las dos mitades del período transitorio es inverso en la Comisión de Control al del Consejo de Administración.

También, se constituyen dos consejos territoriales, uno en A Coruña (con el ámbito territorial de las provincias de A Coruña y Lugo), y otro en Vigo (ámbito territorial de Pontevedra y Ourense).

Los consejos de administración también acordaron que la nueva caja gallega asuma todos los derechos y obligaciones de ambas cajas y que no exista liquidación de ninguna de ellas.

Las cajas precisaron en el comunicado que la Xunta de Galicia ha sido informada del contenido de ambos documentos, así como los comités directivos actuales en sendas reuniones en A Coruña y Vigo.

Directivos de las dos cajas también mantienen en Compostela una reunión para informar del contenido de los acuerdos a los representantes sindicales, que acudieron al encuentro con "ánimo" para escuchar y después opinar", explicaron a Efe.