Público
Público

Caja España-Duero prejubiló fuera de cupo al exalcalde de León

CCOO amenaza a la entidad con una denuncia por el pago de medio millón a Francisco Fernández

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francisco Fernández, alcalde socialista de León hasta mayo y número dos en la lista provincial de su partido al Congreso para el 20-N, acaba de recibir más de medio millón de euros tras una prejubilación concedida discrecionalmente por Caja España-Duero, a cuya plantilla pertenecía desde hace 38 años y de cuyo consejo de administración sigue formando parte.

En plena polémica sobre las indemnizaciones millonarias a exdirectivos de entidades de ahorro y mientras se han endurecido tanto las condiciones de prejubilación como las exigencias para cobrar íntegra la pensión desde los 65, Fernández ha abandonado el mercado laboral a los 56 años con una inyección de 520.000 euros a su cuenta. Y lo ha logrado pese a que, por edad, quedaba fuera del cupo establecido para las prejubilaciones de una caja que, en octubre de 2010, recibió 525 millones del erario público procedentes del FROB.

Portavoces de CCOO en Castilla y León anunciaron ayer a Público que el sindicato presentará una denuncia ante la Dirección General de Trabajo del Ministerio si la cúpula de la entidad no aporta hoy explicaciones convincentes en el consejo de administración sobre la prejubilación de Fernández y de otros 97 empleados que igualmente quedaban fuera del cupo.

El ERE (Expediente de Regulación de Empleo) planteado durante la fusión de Caja España y Caja Duero contemplaba prejubilaciones para quienes, a 31 de diciembre de 2009, hubieran cumplido los 55. Si con esa bolsa de empleados no se cubrían las 856 prejubilaciones previstas, el ERE abría un segundo grupo: podían solicitarla los que llegaran a los 55 años en 2010. Y se les concedería 'siguiendo el orden de cumplimiento de la edad'. Cubierto ese nuevo cupo, la caja podría ofrecer prejubilaciones a quien quisiera, 'si existiera presupuesto para ello'. Y ahí entra Fernández en juego.

CCOO asegura que la caja notificó en primavera que el cupo de prejubilaciones, dotadas con 342 millones según el sindicato, se había cerra-do con quienes celebraron los 55 en febrero de 2010. Es decir, quienes cumplían años más tarde no podían acogerse ya al retiro anticipado, salvo que la caja les premiase con él de forma potestativa.

Fernández no cumplió 55 hasta el 13 de julio de 2010. Pero aseguran sus próximos la dirección de la entidad, 'muy cercana al PP', le ofreció la jubilación anticipada. Y él la aceptó 'a ambas partes les interesaba', dice su círculo, pese a que la excedencia por cargo público garantiza el reingreso automático sin caducidad y a que, tras perder la alcaldía, desem-peña un cargo remunerado como portavoz municipal socialista.

CCOO se formula una pregunta aún sin respuesta: si la dotación para jubilaciones anticipadas era de 342 millones y con las 856 se agotó la partida, ¿cómo se han pagado las otras 98?