Público
Público

Caja España y Caja Duero congelan la fusión

La operación se frena por las diferencias sobre las sedes. El Banco de España será informado hoy de la situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Caja España y Caja Duero han congelado el proceso negociador por el cual pretendían fusionar ambas entidades. Ayer por la tarde mantuvieron una reunión en Tordesillas (Valladolid) por el reparto de sedes que finalizó sin acuerdo, y no se ha fijado una nueva fecha para retomar el proceso.

El presidente de Caja España, Santos Llamas, lamentó en una rueda de prensa a última hora de la noche no haber concretado el acuerdo, si bien ha matizado que las negociaciones no están rotas y confió en que se cierren, ya que la fusión es un 'mandato' del Banco de España y de la propia Junta de Castilla y León, que ayer aún consideraba 'salvables' las diferencias. Esta misma tarde, las cajas darán explicaciones en Madrid al Banco de España.

Llamas dijo que el consejo de administración debatirá nuevos encuentros y que Caja España solicitará 'las veces que haga falta' volverse a reunir, siempre que se vaya con ánimo de 'negociar'. En este sentido, Llamas sugirió que sea una consultora externa e imparcial la que decida el reparto de funciones y sedes.

Por su parte, Caja Duero dijo en un comunicado que no se logró el acuerdo por 'persistir las divergencias sobre la gestión y operatividad de la futura entidad'. Caja España ha pretendido dividir el área ejecutiva, 'algo inviable' según Caja Duero, ya que en opinión de esta entidad, 'para que la futura entidad fuera operativa, no se pueden partir los departamentos de gestión'.

Era la tercera reunión de los diez negociadores

Era la tercera reunión de los diez negociadores, cuatro por Caja España y seis por Caja Duero. El pasado 22 de diciembre las entidades se levantaron de su segundo encuentro con el compromiso de la comisión negociadora de Caja España de estudiar la última propuesta que le trasladó Caja Duero.

Al día siguiente 23 de diciembre se reunieron los consejos de administración de ambas cajas, donde Caja España solicitó una nueva reunión para negociar la propuesta de Caja Duero. Sin embargo, según Llamas, la entidad salmantina se limitó ayer a repetir la propuesta inicial. 'Para eso podían habernos mandado un fax', espetó.

Sobre este asunto, la vicepresidenta primera de Caja España, Isabel Carrasco, aseguró que se había llegado a un acuerdo con Caja Duero en la reunión del 23 de diciembre en lo que concierne a órganos de gobierno, sedes y marca de la entidad. No obstante, ha explicado que el principal escollo estaba en los servicios centrales de la entidad. Caja Duero quiere que estos serviciosen los que se incluye el departamento informático, con un centenar de trabajadores y la Obra Social se queden en Salamanca. Con este modelo a León irían el área de presidencia de la futura caja, la secretaría, la asamblea, además de departamentos que están en Madrid como la sede de las empresas participadas.