Público
Público

Caja España y Caja Duero crean la séptima caja

Burgos se descuelga a última hora del proyecto de fusión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Consejos de Administración de Caja España y Caja Duero aprobaron ayer su fusión a pesar de la negativa de Caja Burgos de unirse al proyecto. En el caso de que esta operación salga adelante dará lugar a la séptima entidad nacional por activos y la novena por patrimonio neto, atendiendo a la actual configuración del ranking de cajas que cambiará sustancialmente según vayan concluyendo los procesos de concentración que están en marcha en el sector.

La entidad resultante de la fusión alcanzaría unos activos totales de 46.802,3 millones de euros. Asimismo, esta nueva caja de Castilla y León contaría con un patrimonio neto valorado en 2.343,8 millones de euros.

El caso Gürtel ha resquebrejado la paz social en la comunidad

Individualmente, Caja España ocupa, hasta ahora, el puesto 13 por activos totales y el 17 en patrimonio neto; y Caja Duero el 17 y el 15, respectivamente, con datos del primer semestre del ejercicio.

La caja resultante del proceso de fusión daría empleo a 5.961 personas, atendiendo a las cifras de finales de 2008, una masa laboral que será objeto de negociación con los representantes de los trabajadores, con los que se deberá cerrar un plan social antes de llevar la propuesta definitiva para la aprobación en las asambleas generales de las entidades.

El Consejo de Administración de Caja Burgos, decidió ayer por unanimidad desmarcarse de este proceso. La decisión no se debe sólo a divergencias sobre la ubicación de la sede o la presidencia, según indicó el presidente de la entidad de ahorro, José María Arribas, durante una comparecencia ante los medios de comunicación tras la celebración del Consejo. Arribas apuntó a que el motivo se debe a decisiones de base. 'Caja Burgos estaba dispuesta a sacrificar lo que fuera necesario, pero no lo hemos conseguido porque no se nos ha tenido en cuenta', aseveró.

Si la CAM no se une a Bancaja, puede acabar engullida por Caja Madrid

Por su parte, el vicepresidente segundo y consejero de Economía y Empleo de Castilla y León, Tomás Villanueva, agradeció ayer el 'esfuerzo' realizado por las tres entidades para llevar a cabo un proceso de fusión, pero lamentó la negativa final de la entidad burgalesa, a la que emplazó a dar explicaciones.

La fusión de Caja España y Caja Duero es la sexta operación que se pone en marcha en España dentro del proceso de concentración de las cajas de ahorros, que está siendo impulsado por el Gobierno y por el Banco de España con el objetivo de que el sector gane tamaño y solidez. En Catalunya se han iniciado ya dos proyectos (el de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa, por una parte, y el de Caixa Terrassa, Caixa Sabadell, Caixa Manlleu y Caixa Girona, por otra); Unicaja está en negociaciones con Cajasur; la CAN navarra y Caja de Canarias también han anunciado una fusión de las llamadas virtuales, y Caja Castilla La Mancha fue adjudicada a Cajastur.