Público
Público

Caja España y Duero negociarán su fusión; Caja Burgos no

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los consejos de Caja España y Caja Duero acordaron el martes por unanimidad iniciar las negociaciones de fusión entre estas dos entidades en un proceso del que decidió desmarcarse Caja Burgos por divergencias sobre el reparto en el criterio de diseño de una eventual nueva entidad.

"Caja Duero aprueba por unanimidad iniciar el proceso de fusión con Caja España", dijo Caja Duero en un breve comunicado después de que un portavoz de Caja España desvelara anteriormente que los miembros de su consejo también habían adoptado idéntica decisión por unanimidad.

De hecho, el portavoz de Caja España había explicado que si se caía alguna de las entidades del proceso de negociaciones de fusión seguiría adelante con la entidad que quedara.

La nueva entidad resultante entre Caja España y Caja Duero tendrá unos activos cercanos a los 45.000 millones de euros.

El consejo de Burgos rechazó por unanimidad las conversaciones de fusión con las otras dos cajas castellano-leonesas.

El presidente del consejo de Caja Burgos, José María Arribas, explicó a través de un comunicado que esta decisión se produjo fundamentalmente por divergencias de criterios en cuanto al diseño de la nueva Caja, que, a su juicio "no permite conseguir el modelo de gestión que necesita una crisis y una fusión en el plazo más corto posible".

Caja España es la mayor entidad con activos de algo más de 24.300 millones de euros, mientras que Caja Duero suma algo más de 20.400 millones de euros, según datos a agosto del balance individual de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Caja Burgos, con activos de unos 12.600 millones de euros, habría sido la entidad con una menor cuota de poder en una eventual fusión a tres bandas frustrada esta noche.

CAJA BURGOS RECHAZA CRITERIOS TAMAÑO

En este sentido, el presidente de Caja Burgos dijo que "el modelo de gestión alcanza a la estructura organizativa, a las personas que la lideran y a las reglas de funcionamiento, y todo ello, diseñado de acuerdo, exclusivamente, con criterios de profesionalidad, eficiencia y excelencia en la gestión, en lugar de a criterios de reparto o de tamaño".

No obstante, Caja de Burgos explicó en su comunicado que tras rechazar iniciar este proyecto de fusión con Caja España y Caja Duero, "deja de nuevo la puerta abierta al estudio de diferentes alternativas que permitan el fortalecimiento de la Caja en el largo plazo" y que "seguirá explorando alternativas en las que pueda ganar tamaño, pero tamaño bien gestionado".

La entidad burgalesa expresó además que seguía creyendo en una mayor dimensión para adaptarse al nuevo entorno financiero y que veía con buenos ojos la línea de reestructuración del sector que había iniciado el Banco de España.

En la actualidad, hay tres procesos de fusión de cajas en marcha en distinto grado de desarrollo. Dos proyectos de fusión en Cataluña, uno de ellos entre Caixa Sabadell, Girona, Terrassa y Manlleu; y otro entre Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona.

Además, en Andalucía están en proceso de fusión Unicaja, CajaSur y Caja Jaén.

Al margen de estos procesos, el Banco de España aprobó la semana pasada la compra de CCM por parte de CajAstur.

Además, Caja de Ahorros de Navarra y Caja Canarias han acordado una 'fusión de facto', a mitad de camino entre un proceso de fusión y un sistema institucional de protección (SIP).

Analistas, el propio Gobierno y el Banco de España consideran que en el actual contexto de deterioro económico y de incrementos de la tasa de impagos, las entidades están llamadas a protagonizar un proceso de consolidación para reducir la sobrecapacidad en el sector y bajar los costes.

En las cajas de ahorros, la tasa de morosidad subió en agosto al 5,34 por ciento desde el 5,18 por ciento en julio.