Público
Público

Caja Madrid gana el 66,2 por ciento menos hasta junio al aumentar las provisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Caja Madrid obtuvo un beneficio neto atribuido de 194,73 millones de euros en el primer semestre del año, un 66,2% menos que un año antes, tras destinar 845 millones de euros a provisiones.

En el lado positivo, según informó hoy la entidad, redujo su tasa de morosidad hasta el 5,39%, frente al 5,55% de un año antes, con lo que mantiene la tendencia a la baja que inició en 2009.

De hecho, Caja Madrid destaca que ha reducido en 388 millones el saldo de los activos dudosos en doce meses, con una caída del 6,3% en tasa interanual, frente al incremento medio del 4,4% en el caso de otras cajas y del 35,6% en los bancos, con datos hasta mayo.

Asimismo, la tasa de cobertura mejora hasta el 46,5%, y en el caso en el que existe garantía hipotecaria, la cobertura llega al 107%.

Fuentes de la entidad que preside Rodrigo Rato explicaron que este resultado es "equilibrado y sólido, fruto de una política de prudencia, saneamiento de cartera y esfuerzo que se materializa en las mayores dotaciones a provisiones durante los seis primeros meses del año", con lo que cuenta con 3.527 millones de euros para hacer frente a insolvencias.

Además, destacaron que esto se consigue en un momento de debilidad económica y difícil acceso a los mercados financieros, aunque en el caso de la entidad, la disponibilidad total de liquidez del grupo supera los 11.000 millones, lo que le "permite afrontar un escenario adverso en los mercados mayoristas" y no tener que entrar en estrategias agresivas en la captación de depósitos, añadieron.

En el primer semestre del año, el crédito a la clientela, en términos brutos, se redujo el 0,4% hasta alcanzar los 120.824 millones de euros, aunque en el crédito a viviendas aumentó el 4,5%.

Los recursos de clientes en balance, por su parte, ascendieron a 137.678 millones tras mermar el 3,6%.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses bajó el 34,7% y se situó en 960,2 millones de euros, en tanto que el bruto alcanzó los 1.844,25 millones, tras caer el 20,2%.

Los gastos de administración (que incluyen los gastos de personal y los generales) crecieron el 1,2% interanual, hasta los 708,9 millones.

Así, el resultado de explotación retrocedió el 64,5% y se situó en 279,49 millones, al anotarse la entidad unas pérdidas por deterioro de activos financieros de 731,12 millones. En el caso de los activos no financieros, el deterioro fue de 107,84 millones.

Por último, la entidad destacó el impulso en la venta de inmuebles, ya que se ingreso 204 millones al deshacerse de 1.574 activos en seis meses, más que en todo el año pasado y siete veces más que en el mismo periodo del año antes.

En cuanto a las pruebas de solvencia, alabó la transparencia en el caso de España y consideró que confirman la fortaleza financiera del grupo Caja Madrid y la integración con Bancaja, Insular de Canarias, Laietana, la de Ávila, Segovia y La Rioja en un Sistema Institucional de Protección, cuyo contrato firmarán hoy los consejos de las siete entidades.

Por eso, las fuentes de la entidad explicaron que con esos datos, que atribuyen un ratio del Tier 1 -proporción de recursos de mayor calidad- del 6,3% en un escenario de tensión extrema, pueden afirmar que no tienen "necesidad de acudir al capital privado ni vender participadas".