Público
Público

Caja Madrid paga 25 millones en bonus tras recibir ayudas públicas

El presidente de BanCaja Madrid, Rodrigo Rato, propondrá el lunes suprimir el plan de incentivos a largo plazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Caja Madrid ha recibido 4.465 millones de euros en ayudas pública, un flotador al que aferrarse para sobrevivir en el mar revuelto de la crisis. Esa inyección no ha impedido el pago de un bonus de 25 millones de euros a diez de sus ejecutivos.

El abono se enmarca  en el plan de incentivos que inició el anterior directivo de la entidad, Miguel Blesa, y que el actual sustituto, Rodrigo Rato, tiene previsto eliminar el lunes al consejo de administración de la entidad.

El programa de incentivo a largo plazo carecía de límite temporal definido, entró en vigor el 1 de enero de 2007 y tenía carácter cuatrianual. La retribución, según desvela este viernes el diario Expansión, se articuló a través de una póliza de seguro para los integrantes de la cúpula que cobrarían al cumplir 65 años. Esa cantidad se añadía al sueldo fijo y a la retribución variable, que fluctuaba en función de los resultados anuales de Caja Madrid.

Sólo dos de los beneficiados permanecen en la alta dirección de Caja Madrid 

El primer abono de este bonus, de 25 millones de euros para los diez consejeros, se materializó el 31 de diciembre de 2010, al cumplirse el primer cuatrienio.

Los beneficiarios fueron los diez miembros que en ese momento integraban la alta dirección de Caja Madrid: el propio Blesa y nueve ejecutivos más: Juan Astorqui, Carlos Martínez, Ramón Ferraz, Rafael Spottorno, Matías Amat, Carmen Contreras, Mariano Pérez Claver, Ricardo Morado e Ildefonso Sánchez. De estos, sólo quedan dos en la alta dirección de Caja Madrid y tres permanecen en la caja, aunque no es cargos de alta responsabilidad.

La decisión de Rodrigo Rato de eliminar estos privilegios, se produce en un contexto de inestabilidad, tanto para el ex ministro de economía como para la entidad que dirige. 

309 años después de su nacimiento, Caja Madrid tiene previsto salir a Bolsa en los próximos meses. El banco que ha creado a raíz de su fusión con Bancaja, Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja Segovia, Caja Ávila y Caja Rioja venderá al menos el 20% sus acciones entre inversores particulares e institucionales previsiblemente antes del verano.

En la presentación de los últimos resultados, Rato explicó que el banco ganó 440 millones el año pasado, un 27,4% menos de lo logrado por las siete cajas de forma individual el año anterior (aunque no es estrictamente comparable). Sólo Caja Madrid tuvo un beneficio de 256 millones de euros, un 3,7% menos.

Rodrigo Rato lleva dos días en boca de políticos y medios de comunicación no precisamente por su labor en la caja. Un informe del FMI hecho público el miércoles, revelaba que el organismo fue incapaz, durante el mandato de Rato, de predecir la crisis económica.