Público
Público

Caja Madrid y Bancaja inician un proceso de fusión fría

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Caja Madrid y Bancaja han iniciado un proceso de fusión fría (SIP) que integrará también a otras cinco entidades de menor tamaño y con cuya unión formaría la mayor caja de ahorros española, según dijeron las dos cajas de ahorros en sendos comunicados tras la reunión de sus consejos.

"Les informamos que el Consejo de Administración de Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, reunido en la tarde de hoy, ha sido informado del desarrollo del proceso iniciado para la posible formación de un Sistema Institucional de Protección (SIP) con Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana, Caja de Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja", dijeron.

La unión de las siete cajas de ahorros dará lugar a una entidad de casi 335.000 millones de euros en activos, resultado de unir los 191.146 millones de euros que posee la caja madrileña a los 34.000 millones de euros de Caja Ávila, Caja Segovia, Caja Rioja, Caixa Laietana y Caja Insular de Canarias y los 109.785 millones de euros de la alicantina Bancaja.

Según las notas remitidas al regulador bursátil, se mutualizará el 100 por cien del resultado de todas las entidades integrantes del grupo y "existirá plena garantía en materia de solvencia y liquidez dentro del grupo".

Las cajas indicaron que la sede social de la Sociedad Central y la dirección de las sociedades participadas estarán en Valencia, mientras que la sede operativa de la Sociedad Central estará en Madrid.

El presidente será nombrado por Caja Madrid, mientras que la vicepresidencia la ocupará un representante de la caja valenciana.

La nueva entidad sería además la tercera entidad financiera por activos en España, sólo superada por Banco Santander y BBVA.

Fuentes conocedoras de la operación indicaron que el nuevo grupo solicitaría pedirá entre 4.400 y 4.500 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La integración de Bancaja en Caja Madrid permitiría a la entidad madrileña o a la entidad resultante solicitar ayudas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

"El proceso está sujeto a la aprobación de los órganos de gobierno de las entidades y de las autoridades administrativas competentes, así como a la formalización de los acuerdos correspondientes", dijeron las cajas.