Público
Público

Caja Murcia, SaNostra, Penedés y Granada negocia una fusión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los consejos de administración de CajaGranada, Sa Nostra y Caixa Penedés y CajaMurcia han aprobado la creación de un sistema institucional de protección (SIP) o fusión virtual, dijeron el miércoles las entidades.

En una nota de prensa conjunta, dijeron que su unión "dará lugar al sexto grupo financiero de cajas por volumen de negocio (103.433 millones de euros) y al séptimo por volumen de activos (73.055 millones).

El nuevo grupo tendrá 1.703 oficinas, la mayoría situadas en Andalucía, la zona de Levante, Cataluña y Madrid.

El modelo SIP permite a las cajas que se integran mantener sus órganos de gobierno respectivos y algunos de sus compromisos históricos como la obra social en su respectiva comunidad.

Las cuatro entidades dijeron que con el SIP podrán pedir fondos al FROB, aunque no concretaron la cantidad.

"El SIP propuesto posibilitará aprovechar la oportunidad de solicitar fondos del FROB, según la normativa del Banco de España, en una cantidad aún no concretada", dijeron.

En la prensa se especula con que las entidades podrían solicitar entre 800 y 1.000 millones de euros de ayuda al Fondo de Reestructuración Ordena Bancaria (FROB).

La sociedad central del SIP estará participada en un 39 por ciento por Caja Murcia, en un 27 por ciento por Caixa Penedès, en un 19,5 por ciento por Caja Granada y en un 14,5 por ciento por Sa Nostra.

Las cajas dijeron que el consejo de administración de la nueva sociedad tendrá 16 miembros, de los que cinco representarán a Caja Murcia, cuatro a Caixa Penedès, tres a Caja Granada, dos a Sa Nostra y dos serán independientes.

El presidente del nuevo grupo será Carlos Egea, presidente actual de Caja Murcia.

Con la alternativa de la SIP, las cajas evitan también contrariar a los poderes políticos de las respectivas comunidades autónomas, que son los que han obstaculizado algunas las fusiones interregionales plenas, al disponer los gobiernos autonómicos del derecho de veto.

La intervención del sábado 22 mayo de CajaSur por parte del Banco de España fue sido interpretado en el mercado como un aviso inequívoco a que las entidades en situación de debilidad se fusionen podrían pasar a manos de la gestión pública.

Desde entonces se anunciado varios proyectos de consolidación, uno protagonizado por Caja Madrid, otro por La Caixa, y otro en torno a la Caja de Ahorros del Mediterráneo.