Público
Público

Las cajas de ahorros ganan el 17,7 por cien más en el semestre por menores dotaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las cajas de ahorros españolas ganaron en el primer semestre del año 2.130 millones de euros, un 17,7 % más que en el mismo periodo de 2010, gracias a unas menores dotaciones que realizaron para hacer frente a posibles insolvencias.

Según los datos publicados hoy por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), esos resultados semestrales, que excluyen las pérdidas de 1.136 millones de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

Se obtuvieron en un entorno de "enorme volatilidad" en los mercados financieros, además de un entorno marcado por la crisis de deuda soberana de algunos países de la zona euro y por un crecimiento económico todavía "muy débil".

En el mismo periodo, añade la CECA, la reestructuración que está llevado a cabo el sector ha alcanzado una "velocidad de crucero", ya que se ha reducido la plantilla de estas entidades y el número de oficinas.

En concreto, desde 2008 a junio de 2010 el número de empleados se ha reducido el 10,48 % hasta situarse en 121.229.

Solo en 2010 el número de empleados cayó en 4.175, una cifra mayor si se tiene en cuenta este semestre (enero-junio), periodo en el que se han reducido en 6.936, el 5,4 % menos.

En cuanto al número de oficinas, entre 2008 y junio de 2011, éstas se han reducido el 13,18 % hasta las 21.750.

Tal y como se pone de manifiesto en los datos facilitados por la CECA, solo entre diciembre de 2009 y diciembre de 2010, se cerraron 947 oficinas.

En el primer semestre de 2011 este número fue superior, ya que las oficinas que han cerrado alcanzaron las 1.555, lo que supone el 6,7 % menos.

Tal y como se indica en los resultados publicados por la CECA, en el primer semestre del año, el crédito concedido por las cajas de ahorros españolas bajó el 3,1 % hasta los 900.484 millones de euros, en tanto que los depósitos también cayeron el 3,3 % hasta los 750.470 millones.

El crédito hipotecario también se redujo el 4,7 %.

En cuanto a los márgenes, el de intereses cayó el 27,3 % hasta los 5.618 millones de euros, consecuencia de un nuevo incremento de los intereses y cargas asimiladas, que se sitúan por encima del 25 %.

Este incremento de los intereses se debe, dice la CECA, al encarecimiento en la captación del pasivo y de la financiación en los mercados mayoristas, así como los intereses abonados al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El margen ordinario, resultado de sumar al margen de intermediación las comisiones netas, los resultados de operaciones financieras y la aportación de las entidades que consolidan por el método de participación, se situó en 11.133 millones de euros, el 18,7 % menos.

Las cajas explicaron que el margen bruto alcanzó los 11.701 millones de euros, lo que supone también una caída del 18,6 %, en tanto que el margen de explotación bajó el 32,9 % hasta los 4.769 millones de euros.

En este epígrafe se incluyen las dotaciones netas a provisiones, y las pérdidas netas por el deterioro de activos restaron 2.652,8 millones de euros, casi 2.000 millones de euros menos a la registrada en el mismo periodo del año pasado, es decir, el 43 % menos.