Público
Público

Las cajas cerrarán 2008 con un crecimiento del crédito superior al 7 por ciento, según la CECA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), José Antonio Olavarrieta, dijo hoy que las cajas cerrarán 2008 con un incremento del crédito a familias y empresas superior al 7 por ciento, lo que refleja su compromiso con sus clientes en el actual contexto de crisis.

En declaraciones a EFE, Olavarrieta recordó que las cajas son líderes en España en concesión de créditos a empresas y particulares, rúbrica a la que destinaron 49.665 millones de euros entre enero y octubre de 2008, el 6% más que un año antes, un crecimiento del que "estamos muy satisfechos", dijo.

De esos casi 50.000 millones de euros, algo menos de 31.000 millones se concedieron a empresas y algo más de 18.000 millones a particulares, lo que supone que entre enero y octubre el crédito a empresas creció el 8% y los préstamos a particulares lo hicieron el 4%, explicó.

Asimismo, y al igual que hizo a principios de noviembre en Bruselas, Olavarrieta dejó muy claro que, al contrario de lo que ocurre en otros países, en España ningún banco ni caja necesita ayuda alguna, sino liquidez para trasladarla a la economía real, en un momento en que los mercados están cerrados "para todo el mundo".

En ese sentido, valoró las medidas de apoyo al sistema financiero y en concreto la subasta de activos celebrada ayer, iniciativas que calificó de "muy lógicas" para ayudar a la economía real, para que siga habiendo liquidez y que sigan financiándose las empresas y los particulares.

"Indudablemente el hecho de que exista más liquidez tendrá como consecuencia que haya más crédito", explico, para añadir que "a nosotros -las cajas- lo que nos interesa es prestar mucho, cuanto más mejor, porque ese es nuestro negocio".

Olavarrieta dejó claro que las necesidades de financiación que tienen cajas y bancos son consecuencia de las inversiones crediticias que están haciendo y que "no hay ningún agujero negro" por donde desaparezca el dinero, sino que "se estará dando a las entidades que hayan dado más préstamos, que son las que tendrán más necesidades".

A su juicio, "se está haciendo una lectura equivocada de las subastas", en cuanto a las necesidades de las entidades, y deseó que "ojalá aparezcan muchas cajas", porque eso significará que si necesitan liquidez es porque estarán dando créditos, dijo.

Lo que sí es cierto es que las entidades han elevado su nivel de exigencia a la hora de conceder los créditos, como consecuencia del actual marco económico en que nos encontramos "que puede estar cerca de recesión", porque, entre otras cosas, las empresas y los particulares "están en una situación distinta".

Olavarrieta no quiso entrar en pronósticos concretos sobre la situación de las cajas en 2009, sino que dijo que la morosidad seguirá creciendo, "como es lógico en un periodo de recesión", y que el crédito se seguirá contrayendo en la misma forma en que se contraiga la economía.

"No cabe disociar el momento económico en el que estamos con el crecimiento del crédito", explicó, para añadir que "indudablemente que va a crecer, pero quizá no tanto como lo está haciendo este año 2008", ya que todos los pronósticos apuntan a que 2009 será un año más difícil.

En cualquier caso, explicó Olavarrieta, "por muy mal que se ponga la situación en 2009", mientras siga habiendo prestatarios solventes, las entidades seguiremos prestando porque "vivimos de esto".

En la misma línea se expresó ayer el secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante, que aseguró que prestar es la vocación y el negocio central de la banca "y lo vamos a seguir haciendo", aunque dejó claro que no entrarán en operaciones que no vean claras.