Público
Público

Las cajas deberán tener una solvencia del 10%

La exigencia para los bancos será mucho más suave

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno quiere que las cajas se conviertan en bancos y finalmente les ha fijado unas duras exigencias de solvencia para que no tengan ninguna duda de que ese es el camino si no quieren ser intervenidas y nacionalizadas. Por mucho que estas se han quejado de que fijar una cifra para bancos y otra mucho más elevada para cajas es discriminatorio, el Ejecutivo aprobará mañana (o a más tardar el próximo viernes) un real decreto que así lo establecerá.

Para las entidades cotizadas y con una dependencia de la financiación mayorista inferior al 20% de sus créditos (es decir, la mayoría de los bancos), la tasa de solvencia mínima exigida (el peso que tiene el capital sobre el riesgo que asume la entidad) será del 8%. Sin embargo, para las entidades que no estén en Bolsa, no tengan al menos el 20% de su capital en manos de inversores privados y dependan de los mercados para conceder préstamos, es decir, las cajas, la cifra subirá hasta el 10%. A cambio de la mayor exigencia, la normativa permitirá sumar más activos que hasta ahora para medir la solvencia, entre ellos, las ayudas públicas entregadas por el Frob.

Son dos puntos de diferencia entre bancos y cajas que en un momento tan duro como el actual supone un esfuerzo inmenso de captación de capital privado para ellas, que en muchos casos no podrán hacerse con él porque todavía hay muchas dudas sobre la realidad de sus riesgos. Si no lo logran antes de septiembre, y para ello tienen que convertirse primero en bancos porque necesitan tener acciones para poder venderlas, el Estado procederá a inyectarles capital público y tomará las riendas de la entidad para posteriormente subastarla.

La ministra de Economía, Elena Salgado, concretó estas intenciones en una misiva remitida ayer a los presidentes de la patronal de banca, Miguel Martín, y de cajas, Isidro Fainé, con quienes, en todo caso, ha mantenido negociaciones los últimos días. Salgado explica que los objetivos de esta medida son 'recuperar la confianza de los mercados en la solidez de nuestra economía y en la credibilidad de nuestras entidades financieras y facilitar la financiación de estas, garantizando la canalización del crédito a la economía real y, con ello, el crecimiento y el empleo'.

Por otra parte, el Gobierno británico ha llegado a un acuerdo con los bancos para elevar la concesión de créditos. Las entidades se han comprometido a prestar 223.000 millones de euros este año, un 6% más, informa Iñigo Sáenz de Ugarte.