Público
Público

Las cajas pueden desde hoy recibir fondos sin fusionarse

El Banco de España se había negado hasta el momento a aceptar esa opción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno y el Banco de España están preparando el terreno para acoger la próxima semana los resultados de las pruebas de esfuerzo que se han realizado a las entidades financieras. Ambos se han mostrado hasta ahora muy tranquilos porque son conscientes de que el conjunto del sistema está sano, pero también saben que no todas las entidades tendrán un sobresaliente en el examen y es muy probable que algunas necesiten cierto apoyo.

Por eso, del decreto de reforma de las cajas, publicado ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que hoy entra en vigor, habilita la posibilidad de que se entreguen ayudas públicas a cajas solventes que necesiten un reforzamiento puntual de sus fondos propios sin obligarles, como hasta ahora, a acometer una fusión. A lo que sí estarán obligados, y siempre dependerán de lo que dictamine el Banco de España, es a hacer un plan de recapitalización.

Hasta ahora, se ha obligado a fusionarse a todo el que pedía ayudas

Esta disposición del decreto-ley ya estaba incluida en la normativa de creación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), pero el Banco de España se ha negado a utilizarla porque creía estrictamente necesario que se acometiera el proceso de fusiones. Por eso, el hecho de que ahora esté dispuesto a utilizarlo supone un importante cambio respecto a cómo ha dirigido la reestructuración en los últimos seis meses.

El decreto-ley, que las comunidades tendrán que trasponer en un máximo de seis meses y las cajas a sus estatutos en ocho meses, recorta el poder que los gobiernos regionales tienen para vetar las fusiones, además de su presencia en los órganos de gobierno de las cajas. Establece que en sus legislaciones autonómicas tendrán que detallar las razones por las que pueden negarse a aceptar una fusión y cuando se plantee la posibilidad de realizar una operación de este tipo tendrán que motivar su decisión. Hasta ahora, sólo tenían que decir sí o no y, salvo en el caso de Cajasol y Caja Guadalajara, siempren se han opuesto a las uniones interregionales. Entre otras novedades, la ley exige que los consejeros tengan experiencia en gestión de empresas.