Público
Público

Cajas reducen su beneficio un 10% por provisiones voluntarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las cajas de ahorros españolas obtuvieron en los nueve primeros meses de 2008 un resultado neto consolidado atribuible de 6.822 millones de euros, un 10 por ciento menos que a septiembre de 2007, en un contexto marcado por el empeoramiento económico, que se está viendo acompañado por un incesante deterioro de los activos.

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) atribuyó el miércoles esta reducción de resultados a un fuerte incremento de las provisiones, especialmente de las subestándar (voluntarias), que aumentaron cerca de un 225 por ciento en relación con los tres primeros trimestres del año pasado.

"Si se descuenta el monto de dotaciones subestándar, 721 millones de euros, el resultado de las cajas hasta septiembre habría sido prácticamente el mismo que el año pasado", explicó la CECA.

La patronal dijo que, pese a la reducción de resultados, el beneficio obtenido por las cajas fue el segundo más alto de la historia del sector, únicamente por debajo del registrado en 2007.

En un contexto de crisis manifiesta de acceso a financiación en los mercados, la patronal destacó que la liquidez de las cajas se situó en unos 42.800 millones de euros a 30 de septiembre de 2008. Sobre activos totales, el porcentaje se situó en el 2,60 por ciento, frente al 2,05 por ciento de septiembre de 2007, según la CECA.

Las pérdidas netas por deterioro de activos (engloba la mayor parte de los antiguos "saneamientos e insolvencias"), cuyo máximo exponente fue en julio pasado la solicitud voluntaria de acreedores de la inmobiliaria Martinsa Fadesa, crecieron en los nueve primeros meses un 81,9 por ciento a 5.273,3 millones de euros.

Expertos y analistas consultados coinciden en señalar que las cajas son más vulnerables ante el actual cambio de ciclo porque el 70 por ciento de su cartera crediticia se concentra en el negocio inmobiliario y constructor, prácticamente estancado.

Según datos divulgados el martes por el Banco de España, la tasa de morosidad de las cajas se situó en septiembre en el 2,96 por ciento (desde el 2,91 por ciento en agosto).

A pesar de que la patronal de las cajas reconoció que el deterioro del entorno económico es "evidente", destacó un incremento del 10,6 por ciento del balance a septiembre hasta alcanzar los 1,25 billones de euros.

Por su parte, el margen de intermediación de las cajas a septiembre registró un incremento interanual del 6,1 por ciento a 14.770 millones de euros, mientras que el margen ordinario subió 7,9 por ciento a 23.277,4 millones de euros.

DESACELERACIÓN EN OCTUBRE

La CECA reconoció que el mencionado deterioro del entorno económico ha influido en una ralentización de la actividad de las cajas en los diez primeros meses de 2008, a pesar de que todavía se han registrado tasas de crecimiento.

En concreto, el crédito total concedido por las cajas aumentó un 7,7 por ciento hasta situarse en 905.742 millones.

El total de la inversión creció un 8,6 por ciento a 1,06 billones de euros.

Los recursos de clientes aumentaron un 5,9 por ciento en relación con el mismo mes de 2007, hasta 970.901 millones de euros.