Publicado: 01.05.2014 14:09 |Actualizado: 01.05.2014 14:09

El empleo de calidad centra las reivindicaciones de las marchas por el Primero de Mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La lucha contra el empleo precario centró el jueves las manifestaciones convocadas por los sindicatos en España con motivo del Día Internacional del Trabajo, seis años después del inicio de una crisis que ha dejado un panorama desolador en el mercado laboral español con casi seis millones de parados. Bajo el lema "Sin empleo de calidad no hay recuperación - Más cohesión social para más democracia", los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han participado en Bilbao en una de las 70 marchas que han recorrido varias localidades españolas.

Los líderes sindicales han rechazado el mensaje de la recuperación difundido por el Gobierno en los últimos meses, asegurando que con una tasa de paro del 26% de la población activa y con la economía aún destruyendo empleo, a España le queda mucho recorrido para salir de la crisis. Los sindicatos han vuelto a pedir un cambio de políticas nacionales y europeas que lleven a garantizar no sólo que no se destruyan puestos de trabajo, sino que haya un empleo de calidad.

"De esta crisis hemos de salir (..) y no puede ser generando más desigualdad, como está sucediendo", ha asegurado Fernández Toxo. Sus palabras llegaban un día después de que el Gobierno del PP revisara al alza sus perspectivas macroeconómicas para el año en curso, con un crecimiento del PIB previsto del 1,2%. Además, prevé que al final de la legislatura, en 2015, el número de parados sea inferior en algo más de 100.000 personas al registrado a finales de 2011, cuando llegó al poder.

Los sindicatos denuncian sin embargo que el poco trabajo que se crea en España es cada vez de peor calidad, con incrementos en el empleo parcial y temporal y los llamados "subempleos" que no garantizan escapar de la pobreza. "Un país que pasa del paro a empleos de 600 euros no da ni para malvivir", afirmaba Toxo por la mañana, en declaraciones a la Cadena Ser.

Aseguran además que, de continuar las políticas de austeridad aplicadas por el Gobierno en estos dos últimos años, la recuperación no irá acompañada de una mejora sustancial del mercado de trabajo. Las marchas del 1 de mayo han respaldado también el plan propuesto por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) que al estilo de un nuevo "plan Marshall" contempla inversiones anuales de 250.000 millones de euros durante 10 años para crear 11 millones de puestos de trabajo en la Unión Europea.

Madrid, que este año no ha sido el centro de las protestas, ha congregado a miles de personas en una manifestación encabezada por los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras de la región, José Ricardo Martínez, y Jaime Cedrún, respectivamente, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, así como dirigentes del Partido Socialista de Madrid (PSM) y de Izquierda Unida (IU).

"La situación es absolutamente ingobernable e insoportable" En declaraciones a los medios poco antes de que diera comienzo la marcha, José Ricardo Martínez, ha precisado que "otra política económica es posible" y ha señalado que el país se encuentra ante una situación "absolutamente ingobernable e insoportable" en materia de empleo. Así, ha denunciado el "ataque a derechos fundamentales" y ha matizado que este año el Primero de Mayo se convierte en una fecha más exigible. "Gritamos a favor del empleo, los derechos y las personas", ha puntualizado.

Muy en sintonía con lo que ha expuesto Cedrún, quien ha aseverado que "la realidad lleva a la conclusión de la necesidad de cambiar la políticas de austeridad". "Ayer se lo planteamos a Mariano Rajoy y a los Gobiernos de Europa porque es posible el cambio; por eso este Primero de Mayo es el del compromiso y la esperanza, porque hay alternativas", ha dicho el secretario general de CCOO Madrid, quien ha enfatizado que hay que garantizar unas buenas condiciones laborales.

En Barcelona , los ciudadanos se han manifestado para reivindicar unas nuevas políticas económicas que permitan reducir el paro, la precariedad laboral y las desigualdades sociales y han dejado claro que el Gobierno miente cuando habla de que la "recuperación va sobre ruedas"

En Valencia, la manifestación ha contado con la participación de colectivos como los pensionistas, que portaban una pancarta en rechazo al repago de medicamentos o los trabajadores de RTVV.

En Andalucía, la manifestación central se ha celebrado en Granada y en ella CCOO y UGT han exigido modificar las políticas de empleo nacionales y europeas para fomentar un empleo de calidad como único camino para salir de la crisis.

En Palma de Mallorca, alrededor de un millar de personas ha participado en la manifestación en la que los representantes sindicales han criticado el "genocidio" de la clase trabajadora.

También han salido miles de trabajadores a las calles de Zaragoza,donde han exigido un cambio en las políticas públicas y un plan de choque por el empleo.

Las principales localidades de Castilla y León se han llenado de ciudadanos para reivindicar la mejora en la calidad del empleo y más cohesión social. En Santander, los protagonistas de la manifestación han sido los trabajadores de Sniace, despedidos en septiembre pasado pero que mantienen viva su lucha para conseguir que reabra la empresa. Asturias ha abierto la manifestación de Mieres con un grupo de gaitas, y muchos trabajadores de empresas en situación de conflicto laboral se han sumado a las reivindicaciones de este año.

Murcia y Cartagena se han manifestado con una de las más escasas concurrencias de los últimos años y han criticado el "austericidio" y los recortes, "que llevan a más dificultades para rebajar el déficit público".

En Navarra, miles de personas se han manifestado para denunciar el paro, la precariedad y la pérdida de derechos, y reclamar empleo de calidad y un cambio político y social. En Logroño, los participantes han reivindicado un cambio de políticas para lograr empleo de calidad y lograr así salir de la crisis económica. Y en Vigo, CCOO y UGT han clamado contra el "austericidio" y la precariedad laboral.

El Primero de Mayo se ha celebrado hoy de forma dividida en Canarias, con manifestaciones separadas entre las centrales mayoritarias por un lado, CCOO y UGT, y el resto de sindicatos nacionalistas y sectoriales, frente a las convocatorias unitarias de los dos últimos años.

Los sindicatos minoritarios -USO, CGT y CNT- se han sumado a la jornada reivindicativa con distintas manifestaciones en las principales ciudades españolas en las que se ha exigido trabajo digno y se ha denunciado la pérdida de derechos sociales y laborales "con la excusa de la crisis".

En el ámbito político, el cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, ha felicitado a los españoles y a los europeos por un Primero de Mayo "con menos paro y más oportunidades", mientras que la del PSOE, Elena Valenciano, ha aprovechado para reivindicar "salarios dignos" e iguales entre hombres y mujeres.