Público
Público

El té muy caliente podría provocar cáncer, según un estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Beber té muy caliente podría provocar cáncer de garganta, dijeron el viernes unos investigadores iraníes, que sugirieron que se debería dejar enfriar las bebidas antes de consumirlas.

Estudios previos han relacionado el tabaco y el alcohol con el cáncer de esófago y la investigación publicada en la revista British Medical Journal sugiere que los brebajes hirvientes podrían, de alguna manera, facilitar el camino a tales tumores.

Beber té muy caliente a una temperatura superior a los 70 grados está asociado con un aumento de ocho veces del riesgo de desarrollar cáncer de garganta, frente a personas que beben té tibio a menos de 65 grados centígrados, dijeron los investigadores.

Reza Malekzadeh, de la Universidad de Teherán de Ciencias Médicas, y sus colegas estudiaron los hábitos de beber té de 300 personas con cáncer esófago y otros 571 hombres y mujeres sanos de la misma región en la provincia de Golestán en el norte de Irán.

Esa región tiene una de las mayores tasas de cáncer de esófago en el mundo, pero sus tasas de consumo de alcohol y tabaco son bajas, dijeron los investigadores. Casi todos los voluntarios bebían té negro con regularidad, consumiendo de media más de un litro cada día.

La gente que bebe habitualmente té menos de dos minutos después de servirlo en la tasa estaba cinco veces más expuesta a desarrollar el cáncer, frente a aquellos que esperaban cuatro o más minutos, dijeron los investigadores.

Estudios británicos han señalado que la gente prefiere su té a una temperatura media de entre 56 a 60 grados, apuntaron.

No está claro cómo podría causar cáncer el té, pero una idea es que las reiteradas lesiones termales a la pared del esófago lo inician de alguna manera, dijeron investigadores.

El cáncer de esófago mata a más de 500.000 personas en todo el mundo cada año. La mayoría de los casos se presenta en poblaciones pequeñas de Asia, África y Sudamérica. Los tumores son especialmente letales, con una tasa de supervivencia a cinco años de entre un 12 a un 31 por ciento.

chinos, japoneses y coreanos - tienen una deficiencia enzimática que les coloca con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de esófago cuando beben alcohol.