Público
Público

Calificaciones infantiles de programas de TV son inadecuadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actual sistema decalificación de programas de televisión en Estados Unidos nodetecta adecuadamente los contenidos violentos y agresivos enlos dibujos animados y otros productos infantiles populares,advirtieron dos psicólogos.

La doctora Jennifer Linder, de Linfield College, enMcMinnville, Oregon, y el doctor Douglas Gentile, de Iowa StateUniversity, en Ames, analizaron el contenido de 76 programas detelevisión votados como populares por 95 niñas de quintogrado.

Los expertos compararon esos contenidos con lascalificaciones asignadas.

Hallaron niveles más altos de agresión física en losprogramas infantiles (calificados TV-Y y TV-Y7) que en losprogramas para el público general (TV-G, TV-PG, etc.), segúnpublicaron en Journal of Applied Developmental Psychology.

"Los padres asumen que las calificaciones más altas indicanun mayor nivel de agresión, pero las calificaciones para la TVno miden lo que los padres esperan que midan", dijo Gentile através de un comunicado de prensa.

Gentile es director de investigación del Instituto Nacionalde Medios y Familia, en Minneapolis.

Los programas con calificación TV-Y7, que son losdestinados a niños a partir de los 7 años y que incluyendibujos animados como Digimon, Pokemon y Scooby Doo, tenían losniveles más altos de violencia física: casi triplicaban a losniveles de la siguiente categoría (TV-14).

Linder y Gentile concluyeron que la etiqueta "violencia defantasía" (FV, en inglés) para la violencia animada es engañosay, de hecho, potenciaría la exposición de los niños a loscontenidos violentos al inducir a los padres a prestar menoratención al contenido de esos programas.

"Otro problema es que la calificación no proporcionainformación sobre otros tipos de agresión no física, como laverbal o indirecta", declaró Gentile a través de un comunicadodifundido por el estado de Iowa.

"Ese es un gran problema, porque sabemos por este estudio yotros que esos tipos de agresión televisada también afectan alos niños", agregó.

La agresión verbal o indirecta incluía conductas no físicasorientadas a causar daño, como generar rumores, excluirsocialmente a una persona o ignorarla.

Gentile y Linder hallaron también una sólida relación entrela exposición a una conducta agresiva en televisión y laconducta agresiva de los niños en el aula, según lacalificación de los maestros.

"Existe gran cantidad de evidencia de que la agresiónfísica en la TV está asociada con una mayor cantidad deconductas agresivas. Pero existía poca información hasta larealización de este estudio, que demostró la relación entre laagresión indirecta televisada y la conducta agresiva en losniños estadounidenses", dijo Linder.

Para Linder y Gentile, la agresión indirecta deberíaincluirse en próximas modificaciones de los sistemas decalificación de los programas y éste sería un buen momento parahacerlo en Estados Unidos dada la proximidad de la conversiónal sistema digital.

Los autores opinaron también que llegó el momento deunificar el sistema de calificación de los contenidos de losdistintos medios (televisión, videojuegos y películas).

"Con la convergencia digital todos los medios compartiránpronto la misma caja, de modo que la idea de que lacalificación debe ser por separado no es del todo válida, enespecial cuando las cosas por las que se preocupan los padresson las mismas en todos los medios", dijo Gentile.

FUENTE: Journal of Applied Developmental Psychology,marzo/abril del 2009.