Público
Público

Calma en Dakar tras las protestas contra el presidente que causaron un muerto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La calma volvió hoy a Dakar tras las violentas protestas contra la candidatura del presidente senegalés, Abdoulaye Wade, para las elecciones del próximo 26 de febrero, que ayer causaron un muerto y varios heridos.

Según pudo constatar Efe, las calles de la capital han recuperado hoy la normalidad, aunque aún permanezcan visibles en distintos puntos los restos de neumáticos incendiados por los manifestantes.

Un policía falleció como consecuencia de heridas causadas por los manifestantes y un número indeterminado personas ingresaron en centros hospitalarios de la ciudad con heridas de diversa consideración.

Los seguidores del Movimiento del 23 de Junio (M23), impulsor de la manifestación, han dejado claro que las protestas continuarán hasta la retirada de la candidatura de Wade, de 85 años.

"Wade no será candidato o no habrá elecciones", dijo el portavoz del M23, Amath Dansojo, cuyos líderes se reúnen hoy para acordar una nueva estrategia para impedir la candidatura del actual presidente.

El Consejo Constitucional, máxima instancia judicial del país, publicó ayer la lista de los 14 candidatos que pueden concurrir a las elecciones presidenciales del 26 de febrero, lo que desembocó en un ola de violencia tras conocerse que Wade podrá optar a un tercer mandato, tras 12 años en el poder.

El famoso cantante Yusu Ndur, inhabilitado por el Consejo Constitucional por no presentar las 10.000 firmas exigidas para validar su candidatura, ha anunciado que presentará un recurso contra la decisión judicial.

La violencia estalló apenas anunciarse el veredicto del Constitucional, cuando los policías intentaron dispersar con gases lacrimógenos a miles de seguidores de la oposición concentrados en la emblemática Plaza del Obelisco para impedir la candidatura de Wade, que consideran inconstitucional.

Luego, los altercados se extendieron a varios barrios de la capital y otras localidades del interior del país, como Thiés, Kaolack, Mbour, Louga y Matam.

Varios edificios de la Administración pública y sedes locales del gobernante Partido Democrático Senegalés (PDS) han sido saqueados o incendiados por los manifestantes.

La Unión Europea (UE), Estados Unidos y la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) hicieron hoy un llamamiento a la calma, instando a los responsables políticos a aceptar el veredicto del Consejo Constitucional.

Wade, que llegó al poder en 2000 al cabo de 26 años en la oposición, pretende seguir en el cargo tras una reelección en 2007.

La oposición y varias organizaciones de la sociedad civil consideran que la candidatura de Wade viola la Constitución adoptada en 2001, que limita a dos los mandatos presidenciales.

Por su parte, el presidente mantiene que su candidatura no viola la Carta Magna y que la Ley sobre la limitación a dos mandatos (de resultar elegido en febrero, sería su tercera legislatura) fue adoptada un año después del inicio de su elección en 2000.

El jefe de Estado asegura que dicha ley no tiene efecto retroactivo, por lo que no se puede aplicar, y está convencido de que nada impedirá su participación en los comicios.

Por su parte, la oposición amenaza con impedir dicha candidatura pese al aval del Consejo Constitucional, un tribunal formado por cinco jueces, todos ellos nombrados por el propio Wade, por lo que los opositores ponen en duda su neutralidad.