Público
Público

Calma tensa en las bolsas antes de las pruebas a la banca

El Ibex cae un 0,7% y la prima de riesgo sigue por encima de 300 puntos // El oro bate otro récord

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los mercados vivieron ayer una jornada de tensa calma antes de la publicación, hoy, de las pruebas de estrés a la banca europea, y con un ojo puesto en Italia y el otro en Estados Unidos, tras el aviso que recibió anteanoche (hora española) de la agencia de calificación de riesgos Moody's: o arregla su deuda pública o le rebaja el rating. Una amenaza que cumplió también anteayer otra de esas criticadas agencias, Fitch, con Grecia, a la que colocó al borde del default, lo que provocó una nueva (y estéril) queja de Bruselas. Pese a tanto ingrediente para el pánico (sobre todo, tras la que ha caído últimamente), fue una jornada de transición. 'Ridiculous market', tuiteaba ayer Zerohedge, un misterioso analista que, pese a su peculiar foto de perfil (un señor de torso hipermusculado), acierta de lleno con muchos de sus pronósticos y avisos. Ayer, por cierto, sugirió un próximo acuerdo respecto a la deuda de EEUU.

En España, el Ibex 35, principal indicador bursátil, cayó un 0,7% al cierre tras moverse durante casi toda la jornada en el terreno de las pérdidas. Ya está en su nivel más bajo desde enero pasado y, en apenas dos semanas, ha perdido casi mil puntos (un 8,5%).

Por su parte, la prima de riesgo (diferencial entre los bonos españoles y los alemanes, considerados los más seguros) se situó en 312 puntos básicos, ligeramente por encima de los 307 puntos del miércoles. Permanece por encima de lo que los analistas consideran la zona de peligro (los 300 puntos), aunque los intereses de los bonos españoles se situaron ayer en el 5,8%, a un paso de la línea roja del 6%, rebasada el pasado martes y que, en su momento, obligó a Grecia, Irlanda y Portugal a ser rescatados.

Con el euro ligeramente a la baja (cedió un 0,18% frente al dólar) y el barril de petróleo Brent (de referencia para Europa) instalado en el entorno de los 118 dólares (ayer, el diferencial con su homólogo estadounidense, el WTI, batió un nuevo récord), hubo caídas en todos los grandes parqués europeos, con París (1,1%), Londres (1%) y Milán (1%) a la cabeza de las pérdidas.

El aviso de Moody's no tuvo demasiada influencia en los intereses de los bonos estadounidenses ni en Wall Street, a pesar de que el presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, enfrió la posibilidad, sugerida anteayer, de introducir nuevos estímulos a la economía. En cualquier caso, hay miedo en el mercado, como prueba el hecho de que la onza de oro (un valor refugio en tiempos de turbulencias) batiera ayer un nuevo máximo histórico, al venderse a 1.586 dólares la onza. El metal precioso ha duplicado su cotización en apenas dos años y medio.