Público
Público

Calma en las ultimas horas de votación en las elecciones italianas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La votación en el segundo día de las elecciones italianas continua hoy en absoluta calma y a la espera del cierre de los colegios a las 15.00 hora local (13.00 GMT), cuando se darán a conocer los primeros sondeos a pie de urna.

Pero no será hasta la noche cuando empiece a contarse con resultados fiables pues el escrutinio será lento, según anunció en días pasados el ministro del Interior, Giuliano Amato.

Los sondeos publicados el último día en que se podían difundir, el pasado 28 de marzo, señalaban una ventaja de entre 5 y 8 puntos para Silvio Berlusconi, con la Casa para la Libertad, aunque el Partido Demócrata, que lidera Walter Veltroni, asegura que se ha rebajado la distancia a sólo dos puntos en las últimas dos semanas.

Los ojos están puestos sobre todo en el Senado, donde podría darse prácticamente un empate, como ocurrió en las elecciones de 2006.

El único dato cierto que se conoce hasta ahora es el del índice de participación, menor que la registrada en la cita electoral de 2006.

Al cierre ayer de los colegios electorales, que permanecieron abiertos desde las 06.00 a las 20.00 GMT, había votado un 62,54 por ciento de los electores, lo que supone un descenso respeto al 66,53 por ciento respecto a 2006.

Según algunos analistas, ese descenso es reflejo de la desmotivación o desorientación del electorado italiano, aunque no se puede pronosticar si una mayor abstención beneficia a Berlusconi o a Veltroni.

La votación prosigue con tranquilidad, más allá de un presidente de mesa que ha tenido que ser sustituido por llegar borracho y un elector que fue denunciado por haber fotografiado su papeleta, lo que está prohibido para evitar la compra de votos.