Público
Público

La CAM aprobó una paga extra cuando esperaba 1.500 millones en ayudas públicas

El desembolso superó los cuatro millones de euros y fue autorizado por los representantes de la Generalitat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los gestores de la CAM decidieron en marzo pasado abonar a toda la plantilla la paga de beneficios que habían cobrado los años anteriores, pese a que en esta ocasión ya estaban esperando unas ayudas públicas de 1.493 millones de euros y a que ellos sabían que realmente no estaban en beneficios, y que sus pérdidas de 1.000 millones no habían salido a la luz únicamente por una ventaja contable que les permitía la fusión con Cajastur, Extremadura y Cantabria.

El pago, que superó los cuatro millones de euros, se realizó el 15 de marzo, cuando ya se barruntaba que no saldría adelante la fusión, algo que se materializó dos semanas después. Las razones eran, entre otras, que se había hallado un agujero de 1.340 millones en las finanzas de la caja, al que había que sumar el déficit de solvencia que ya se conocía, que ascendía a 1.447 millones.

Un miembro del consejo de administración tilda el gesto de 'saqueo'

Uno de los miembros de aquel consejo de administración de la CAM, que no quiso hacer pública su identidad, criticó ayer este pago en declaraciones a La Sexta. El consejero declaró que durante los meses anteriores a la intervención por parte del Banco de España que en julio sustituyó a los gestores y administradores hubo un 'saqueo' de la caja y que con decisiones como las pagas extraordinarias y las prejubilaciones 'se llevaban el patrimonio de la CAM'.

'A tal extremo llegó, que creo que fue en marzo o abril, por cumplimiento de objetivos, (se abonó) una paga más, además de las 22 que cobraban. O sea, una paga más por cumplimiento de objetivos', afirmó. Según se desprende de sus declaraciones, el consejero achaca a los directivos de la CAM la decisión de autorizar ese ingreso extra en función de los beneficios de la caja, pese a que eran estos mismos gestores los que, afirma, 'indudablemente' maquillaban las cuentas de la entidad.

El mismo consejero exculpa de todos estos supuestos amaños al consejo de administración del que él formaba parte porque, según explica, les era imposible controlar el 'tremendo volumen' de la CAM.

Fuentes sindicales justifican la paga porque en 2010 hubo beneficios

Pese a las afirmaciones del exconsejero, fuentes conocedoras de ese pago aseguran que la decisión que fue muy discutida en la entidad y hasta reprochada desde sus socios de fusión en aquel momento de abonar una paga de beneficios (y no de objetivos como aseguró el exconsejero) pasó por el consejo de administración. Y en este órgano de gobierno hay cinco representantes de la Generalitat valenciana que, como el resto, podrían haberlo parado. Se trata de Modesto Crespo, Armando Sala, Pere Joan Devesa, José Enrique Garrigós y Rosa Ana Perán, todos ellos propuestos por el PP.

En el momento del pago, la caja estaba técnicamente en beneficios, pero no había cumplido ninguno de sus objetivos del año anterior. Otras entidades, como Cajastur, pese a estar en beneficios y cumplir los objetivos, han reducido en el último año el variable de sus empleados y, sobre todo, de los directivos.

Fuentes sindicales defendieron ayer la legitimidad y la legalidad de la paga extra recibida por la plantilla. Esta remuneración está 'recogida en el convenio', aseguran. Y añaden: 'Todos los trabajadores en el sector de ahorro percibimos una paga en marzo en función de los beneficios de la entidad. La caja en el año 2010, según los balances que presentó el Banco de España, tuvo beneficios'. En consecuencia, los trabajadores no tenían por qué renunciar a la recompensa recibida. Estas mismas fuentes detallaron que la cantidad abonada fue 'equivalente a la extraordinaria de Navidad'.

Otras entidades han reducido el variable de la plantilla pese a cumplir objetivos

Otras fuentes del consejo consideraron también justificada la concesión de esta paga extra y argumentan que en todo caso la responsabilidad sería del Banco de España, que 'auditó esas cuentas [de 2010] y las dio por válidas'.

El consejero entrevistado por La Sexta dio ayer también detalles sobre el plan de prejubilaciones que la CAM diseñó para aligerar su plantilla. Reveló que cuestan, en total unos 300 millones. En ese mismo momento, aseguró, el 'capital neto de la CAM' era de 500 millones, por lo que calificó la operación de 'salvajada'. Los portavoces de la CAM declinaron ayer confirmar estas afirmaciones.

El plan, que sigue adelante, afectará a 973 trabajadores de la caja. Hasta el pasado mes de junio, se hicieron efectivas 266 prejubilaciones, que de momento han costado 57,9 millones. Siguiendo la misma media, el coste total serían 212 millones. Son 218.000 euros de media por empleado.

Por otra parte, BMN empieza hoy a comercializar las obligaciones convertibles en acciones con las que pretende lograr que un 20% de su capital esté en manos privadas. Se venderán entre inversores profesionales (empresas) e institucionales y el objetivo es captar 230 millones. Mientras, sigue esperando la oferta vinculante de tres grandes fondos de inversión, que podrían entrar en la entidad con una ampliación o con las convertibles.

Liberbank, la otra entidad que recibió una prórroga del Banco de España, negocia la venta de algunas participaciones antes del 25 de octubre, el plazo límite dado por el supervisor. En caso de no lograrlo, acudirá al FROB, aunque la inversión pública se limitaría a un máximo de 100 millones.

Para poder realizar sus aportaciones, el fondo público acudió ayer al mercado para captar dinero. Culminó una emisión de deuda de 1.400 millones a un interés del 4,4% y un plazo de dos años.