Público
Público

Camacho alternará su labor de seleccionador con la de formador de técnicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El seleccionador de fútbol de China, el español José Antonio Camacho, alternará su labor al frente del combinado asiático, eliminado de la clasificación para el Mundial de Brasil 2014, con la de formador de técnicos locales para mejorar su nivel.

Aunque no han trascendido más detalles del nuevo cometido del murciano, Yu Hongchen, directivo de la Asociación China de Fútbol (ACF), aseguró que esto responde al hecho de que el fútbol de un país es mucho más que la selección nacional.

"El equipo nacional no lo es todo en el fútbol chino. Queremos establecer un mecanismo para que Camacho entrene a técnicos chinos de forma regular", aseguró Yu al diario oficial "China Daily", donde aseguró que el murciano tiene dos años más para dotar al equipo de "un estilo propio".

A pesar de haber defendido públicamente la continuidad de Camacho tras la eliminación de China en el clasificatorio para el próximo Mundial, circunstancia que terminó con la mayoría de predecesores del actual técnico, Yu reiteró este punto.

"Cualquier entrenador, sin importar lo bueno que sea, necesita al menos dos años para dar forma a un equipo y hacer que los jugadores entiendan sus estrategias y tácticas, por lo que le debemos dejar trabajar y esperar resultados en el futuro", apuntó Yu.

A pesar de la tranquilidad que desde la ACF quieren transmitir, lo cierto es que los aficionados no han acogido de buen grado la eliminación de China, a la que todavía resta un partido por jugar en esta fase y que le medirá a Jordania el 29 de febrero.

Una encuesta online del portal sina.com desveló que de los más de 17.000 aficionados encuestados, un 43,3 por ciento piensa que el murciano necesita más tiempo para adaptarse, un 26,9 está satisfecho con su actuación hasta el momento y el 29,8 restante afirmó que no estaba a la altura de su sueldo (2,8 millones de euros al año).

Además, más del 90 por ciento de los aficionados que votaron en la encuesta aseguraron que el principal problema que impide el desarrollo del fútbol en China es su baja participación de base, donde sólo hay 6.000 jóvenes federados, cifra que contrasta con los 600.000 de Japón, cuyo equipo es una potencia continental.