Público
Público

Camagüey, Cuba por descubrir

Un poco olvidada en las rutas que atraviesan Cuba, Camagüey guarda uno de los conjuntos urbanos más singulares de la isla.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Situada en el corazón de las llanuras centrales, Camagüey es la tercera ciudad más grande de Cuba, pero no es una de las más conocidas. Sin embargo, su casco histórico es uno de los más originales. Siempre se dice que el trazado urbano de las ciudades españolas en América es ortogonal, como un damero, pero Camagüey es la excepción. El conjunto está declarado patrimonio mundial por la Unesco.

Camagüey es una de las siete villas fundadas por Diego Velázquez y, como ocurre con casi todas, cambió varias veces su emplazamiento antes de llegar al actual. Lo primero que se descubre al pasear por sus calles es el trazado irregular de las mismas, que es realmente confuso. Las bifurcaciones, las plazas irregulares, todo fue concebido para despistar a futuros invasores y conducirlos a lugares propicios para una emboscada. En la actualidad no hay que temer esto último, pero sí dar por descontado lo primero. Lo único que se puede hacer es caminar y estar dispuesto a preguntar por una dirección todas las veces que sea necesario.

Un buen lugar donde empezar la visita es el parque Ignacio Agramonte, una agradable plaza dominada por la catedral y en cuyo centro destaca el monumento al Mayor Ignacio Agramonte, uno de los héroes de la primera guerra de Independencia cubana, en la que participó en 45 batallas. Una de las canciones más conocidas de Silvio Rodríguez le está dedicada.

La cercana plaza de San Juan de Dios es el conjunto urbanístico más hermoso e impresionante de Camagüey, formado por edificios que en su mayoría datan del siglo XVIII. Dentro de lo armonioso de toda la plaza destaca el convento del mismo nombre, construido en 1728, que ocupa completamente uno de sus lados. Muy cerca está el callejón conocido como Funda del Catre, que tiene fama de ser la calle más estrecha de Cuba.

La plaza de los Trabajadores es otro espacio completamente irregular formado por edificios de todo tipo como la iglesia de la Merced y la oficina de Correos. En uno de los extremos se encuentra el museo Casa Natal de Ignacio Agramonte donde se recuerda al héroe local. A veces se organizan conciertos de piano de música cubana.

Cruzando la plaza en diagonal se llega al Teatro Principal, construido en 1850, y sede del reconocido Ballet de Camagüey. Enrico Caruso cantó aquí. Esta parte de la ciudad, como todo el centro de Camagüey, está formado por casas bajas que mantienen una estructura común, organizadas todas alrededor de un patio. Muchas conservan todavía unos inmensos tinajones, necesarios en otro tiempo para resolver los problemas de abastecimiento de agua, y que han llegado a convertirse en el símbolo de la ciudad.

Cerca también de la plaza de los Trabajadores se encuentra el palacio de Justicia. En este imponente edificio del siglo XVIII estuvo la primera Audiencia de Cuba, fundada en 1800, y llamada la Real Audiencia Primada de Puerto Príncipe. No muy lejos está la casa natal de Nicolás Guillén, considerado el poeta cubano más importante del siglo XX. En su libro de memorias Páginas vueltas recuerda su infancia en este barrio, haciendo un repaso de los personajes que habitaban en estas calles.


Iberia