Público
Público

La cámara del móvil puede ver la malaria

Un teléfono y unas lentes ofrecen diagnósticos rápidos para el tercer mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hay quien usa la cámara del móvil para hacer fotos a los amigos, y quien prefiere retratar parásitos. Así lo ha hecho un equipo de EEUU que acaba de crear un sistema para detectar la malaria, la anemia y la tuberculosis gracias a la cámara de un teléfono móvil. El aparato lleva lentes de aumento que permiten al teléfono ver si una muestra está infectada por una de las tres enfermedades.

El prototipo pretende paliar la falta de microscopios y personal cualificado en los países en desarrollo, donde enfermedades como la malaria matan a un niño cada 30 segundos.

'Paradójicamente, las zonas en las que no existe un sistema de atención sanitaria adecuado sí tienen redes de telefonía móvil apropiadas', señala el profesor de la Universidad de California en Berkeley (EEUU) Dan Fletcher, que ha dirigido el proyecto.

La idea es usar el móvil para fotografiar las muestras en el terreno. Después, las fotos se podrían enviar como un mensaje a un laboratorio o ser analizadas in situ, según explica un artículo que publica hoy PLoS One. El trabajo ha sido financiado en parte por Microsoft, Intel y Vodafone.

El equipo ya ha hecho pruebas iniciales en Bangladesh, en la República Democrática del Congo y en Tanzania, explica a Público David Breslauer, otro de los padres del aparato, llamado CellScope.

Los investigadores usaron un Nokia del año 2006 que lleva una cámara de 3.2 megapíxeles. A este teléfono, incorporaron varias lentes de microscopio y un diodo que emite luz brillante. El prototipo pudo captar al detalle los parásitos de la malaria suspendidos en una muestra de sangre. También mostraron los glóbulos rojos con forma de hoz que caracterizan a la anemiafalciforme, una enfermedad genética muy común en ciertos países en desarrollo. Por último, desveló las bacterias de la tuberculosis en el esputo de un paciente, emulando las funciones de los actuales microscopios de fluorescencia, que son más fiables para diagnosticar la enfermedad.

El diagnóstico con móviles puede facilitar que personas con poca formación diagnostiquen la malaria y otras enfermedades, señalaBernhard Weigl, un profesor de la Universidad de Washington (EEUU), que no ha participado en el proyecto. El equipo quiere ahora desechar la lente y conseguir un microscopio móvil compacto y robusto que se pondrá a prueba este otoño, concluye Breslauer.

Malaria
Infectó a 247 millones de personas en 2006 y mata a un millón al año. Aunque existen métodos de diagnóstico adecuados, muchas zonas carecen del equipo necesario. Un diagnóstico prematuro es clave para atajar la enfermedad, que mata a un niño cada 30 segundos.

Tuberculosis
En 2006 mató a casi dos millones de personas. Cada vez son más los casos resistentes a los medicamentos. La tuberculosis y el sida ocurren juntos a menudo, aumentando el número de muertes.

Anemia falciforme
Es una enfermedad hereditaria de los glóbulos rojos. Es responsable de hasta el 5% de las muertes infantiles en África.