Público
Público

La Cámara de los Diputados vota hoy el plan de ajuste presupuestario italiano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Cámara de los Diputados italiana vota hoy el último plan de ajuste presupuestario de unos 54.000 millones de euros promovido por el Gobierno de Silvio Brerlusconi, con el que se pretende lograr el equilibrio presupuestario en 2013.

El Gobierno italiano decidió ayer someter el texto a una cuestión de confianza, un recurso muy utilizado por los ejecutivos en este país para acelerar la aprobación de las leyes en el Parlamento, ya que permite saltarse el debate de enmiendas y parlamentario.

Así, está previsto que a las 11.30 hora local (09.30 GMT) comiencen las declaraciones de voto de los diputados sobre esa cuestión de confianza, antes de que el texto se apruebe de modo definitivo en una sesión vespertina, a partir de las 18.30 hora local (16.30 GMT).

El texto llega a la Cámara de los Diputados sin cambios con respecto al que ratificó el Senado el pasado 7 de septiembre, pero con importantes modificaciones frente al que aprobó el Consejo de Ministros el 12 de agosto.

El plan de ajuste, que llega después del de 79.000 millones de euros aprobado el pasado 15 de julio, introduce una subida de un punto porcentual del IVA, del 20 al 21 por ciento, lo que supondrá una recaudación de 4.000 millones de euros al año.

Prevé además, entre otras medidas, un gravamen del 3 por ciento sobre las rentas declaradas que superen los 300.000 euros anuales, lo que afectará solo a 34.000 italianos, según datos del ministerio de Economía.

El texto también adelanta de 2016 a 2014 la introducción de una medida destinada a retrasar de forma progresiva la edad de jubilación de las mujeres en el sector privado, equiparándola a la de los hombres y pasar así de 60 a 65 años.

La tramitación del plan ha estado marcada por las continuas modificaciones introducidas por la mayoría gobernante en el texto, desde que su primera versión fuera aprobada por el Consejo de Ministros, tras las exigencias del Banco Central Europeo (BCE) para comprar deuda italiana en el mercado secundario y rebajar así la presión sobre el país transalpino.

En la víspera del voto definitivo al último plan de ajuste de Berlusconi, el Tesoro italiano consiguió colocar este martes bonos a 5 años por un valor total de 3.865 millones de euros, con una rentabilidad del 5,6 por ciento, lo que supone el nivel más alto alcanzado por este tipo de deuda desde el nacimiento del euro.

También ayer, mientras Berlusconi se reunía con las autoridades comunitarias en Bruselas, se disparó además la prima de riesgo italiana, que superó los 400 puntos básicos y se acercó al máximo histórico desde la entrada en el euro alcanzado el pasado 5 de agosto, cuando llegó a tocar los 406 puntos básicos.