Público
Público

La Cámara de Representantes de EEUU rechaza el plan de rescate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Cámara de Representantes estadounidense rechazó el lunes el plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares, en una votación que ha conmocionado a los mercados mundiales y provocado su desplome en medio de una crisis crediticia que cada día se cobra más víctimas.

Con una votación de 228 votos en contra y 205 a favor, la Cámara rechazó un plan que podría haber permitido al Departamento del Tesoro comprar la deuda problemática de los atribulados bancos.

La negativa al plan causó un derrumbe inmediato y drástico de las acciones estadounidenses, y el promedio industrial Dow Jones cayó brevemente más de 700 puntos, en la que fue su mayor baja intradiaria en la historia.

Las acciones ya estaban presionadas después de los fuertes declives en los mercados asiáticos y europeos por temores a una propagación de la crisis. Los mercados monetarios mundiales se mantenían inmóviles, aun cuando los bancos centrales inyectaron dinero en un intento por aumentar la liquidez.

Tras el rechazo, la Casa Blanca dijo que estaba decepcionada y señaló que el presidente, George W. Bush, se reunirá con su equipo económico para determinar los pasos a seguir.

Durante tres horas de debate en el Capitolio, el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, había advertido a los congresistas que el coste del rechazo podría ser una calamidad económica que traspasara Wall Street.

"Podría comenzar un desastre, es cierto, en unas pocas millas cuadradas de Manhattan, pero antes de que esto acabe, todos nosotros lo sabemos, no quedará intacto ninguna ciudad o pueblo en Estados Unidos", expresó Hoyer.

Cuando el controvertido plan de rescate fue anunciado por el gobierno de Bush la semana pasada, los republicanos de la Cámara de Representantes pusieron obstáculos a la posibilidad de gastar todo ese dinero fiscal justo antes de las elecciones estadounidenses de noviembre.

Un total de 133 republicanos y 95 demócratas se opusieron al plan, frente a los 65 republicanos y 140 demócratas que votaron a favor.

Previendo una apretada votación del plan de rescate en el Congreso, Bush había pedido a los legisladores una rápida aprobación, argumentando que era necesario evitar que la crisis se extienda a toda la economía del país.

El promedio industrial Dow Jones bajaba un 4,9 por ciento cerca de las 1854 GMT, mientras que el índice S&P 500 retrocedía un 6,39 por ciento. Los futuros del petróleo llegaron a caer más de 10 dólares por barril.

"Los inversores están atemorizados, frenéticos, especialmente cuando se trata de las acciones bancarias. Ellos quieren salirse ahora y después ver los efectos desde lejos", dijo Frank Geilfuss, analista de Bankhaus Loebbecke.