Público
Público

Ante el cambio climático, ¿es el agua el nuevo petróleo?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Deborah Zabarenko

Si el agua es el nuevo petróleo, ¿es el azul el nuevo verde?

Es decir: si el agua es ahora el tipo de materia prima preciosa en la que se convirtió el petróleo en el siglo XX, ¿debería la distribución de agua potable equipararse al tipo de fuerza política poderosa del movimiento ecológico en una época de cambio climático?

Y, en otro sentido del verde, ¿se puede hacer dinero en un momento de escasez de agua?

La respuesta a ambas preguntas, según activistas medioambientales asistentes a un foro global sobre el agua, es sí.

La reunión de una semana de duración en Estambul finaliza el domingo, que es el Día Mundial del Agua, un acontecimiento anual de Naciones Unidas que comenzó en 1993 para centrar la atención sobre la gestión sostenible de recursos de agua dulce.

La celebración anual reconoce el agua como una necesidad humana absoluta: la gente puede vivir hasta 30 días sin comida, pero sólo siete sin agua ¿Cuánto tiempo puede vivir una persona sin petróleo?

Más de 1.000 millones de personas carecen de acceso a agua potable, y 2.500 millones no tienen agua para saneamiento, y el 80 por ciento de todas las enfermedades surgen por el agua sucia.

Esto puede parecer irónico, ya que la Tierra es literalmente un planeta azul cuando se ve desde el espacio, y en su mayor parte está cubierta de agua. Pero lo que lo seres humanos necesitan es agua que sea potable y esté limpia, y la mayor parte del agua terrestre es salada o está sucia.

Lo que quedó claro en el Foro Mundial del Agua de este año en Turquía fue la noción de que los suministros limpios de agua potable están disminuyendo debido al calentamiento global.

"A medida que se acelera el cambio climático y vemos un ciclo hidrológico cambiante, disminuyendo el acceso a los recursos, hay impactos humanos directos que están relacionados con el agua", dijo Jonathan Greenblatt, profesor en la Universidad de California-Los Ángeles, que asesoró al equipo de transición de Barack Obama sobre compromiso cívico y servicio nacional.

reservas subterráneas naturales -, lo que afectará al acceso a agua potable en esas zonas, dijo Greenblatt.

AGENDA AZUL

En algunas zonas, como en el centro de China, la desertificación está ocurriendo directamente en las afueras de Pekín, y zonas que en el pasado eran fértiles están sufriendo condiciones parecidas a las del desierto, declaró.

"De la misma forma que el cambio climático se ha convertido en parte de la conversación (...) de la agenda de legisladores y políticos, creo que el azul necesita formar parte de la agenda", declaró Greenblatt, utilizando "azul" como equivalente a agua.

Hay un alto retorno en inversiones en proyectos de agua potable, según la Organización Mundial de la Salud: cada dólar gastado en agua y saneamiento puede suponer beneficios económicos de entre 7 y 12 dólares de media.

Las agencias sanitarias podrían ahorrar 7.000 millones de dólares al año, los empresarios podrían ganar 320 millones de días productivos al año para los trabajadores de 15 a 59 años, podría haber una asistencia escolar extra de 272 millones al año y 1.500 millones de días sanos más para niños de menos de 5 años , dijo la OMS.

En dólares, una inversión de 11.300 millones de dólares al año podría suponer un reintegro de 83.000 millones de dólares al año en mayor productividad y salud, dijo el Consejo de Defensa de Recursos Naturales en su blog escrito desde el foro, http://switchboard.nrdc.org/worldwaterday.php.