Público
Público

Cambios en instrucciones de resucitación mejoran supervivencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Cuando los responsables deatender las llamadas de emergencia en Australia comenzaron adar instrucciones simplificadas de resucitación cardiopulmonar(RCP), aumentó la supervivencia de las personas con infarto.

En Melbourne, la segunda ciudad más importante deAustralia, las víctimas de paro cardíaco son más propensas arecibir RCP de un tercero luego de esa modificación. Y lo másimportante, según el estudio, es que la supervivencia creciódel 9,5 al 12,5 por ciento.

"Estamos convencidos de que simplificar los pasos de RCP,eliminar la respiración boca a boca inicial y la complejidad delas instrucciones mejoró la actitud de la población y lahabilidad de realizar la RCP", dijo Janet E. Bray, autoraprincipal del nuevo estudio.

En los últimos años, los estudios revelaron que la RCP sólocon las manos aumenta la posibilidad de sobrevivir tanto comola versión tradicional.

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) y otrosgrupos ya recomiendan realizar 100 compresiones torácicasfuertes y constantes por minuto hasta la llegada de losparamédicos. Los expertos aseguran que hacerlo mientras setararea la canción "Stayin' Alive" de los Bee Gees permitelograrlo.

El nuevo estudio, publicado en la revista Resuscitation,analizó el impacto de la modificación de las instrucciones queimplementaron en agosto del 2007 los responsables de atenderlas llamadas de emergencia de Melbourne.

El cambio consistió en que empezaron a indicar 400compresiones torácicas y luego, si los paramédicos aún nohabían llegado, iniciar la respiración boca a boca. En el 2007,la AHA aún no había recomendado la realización de RCP con manossolamente hasta la llegada de los paramédicos.

El equipo Bray revisó 3.122 casos de paro cardíaco sufridofuera del hospital.

Hasta el cambio de las instrucciones, el 45 por ciento delas víctimas recibía RCP de un tercero antes de que llegaranlos paramédicos. Con el cambio, eso creció al 55 por ciento.

La supervivencia también mejoró, aunque el resultado fueestadísticamente significativo sólo para las víctimas con unritmo cardíaco desfibrilable. En ese grupo, el 28 por cientosobrevivió con el cambio de las instrucciones de RCP, comparadocon el 20 por ciento previo.

"Los resultados demuestran que la compresión torácicaúnicamente permite que más personas proporciones RCP a unextraño, lo que permitirá que más personas puedan sobrevivir aun paro cardíaco", dijo Bray, investigadora senior de AmbulanceVictoria.

Aun así, el equipo considera que todavía se puede mejorarla tasa de transeúntes que hacen RCP.

"Aunque la RCP con manos solamente elimina la preocupaciónpor la respiración boca a boca", Bray dijo que "existen otrosobstáculos conocidos para que los transeúntes realicen RCP",como la habilidad personal y del operador que atiende elllamado de emergencia de reconocer si la víctima está teniendoun paro cardíaco realmente.

"El próximo paso obvio para mejorar la tasa de RCP a cargode terceros es analizar las llamadas de emergencia y determinarcómo se puede mejorar esa detección", sostuvo la experta.

FUENTE: Resuscitation, 27 de junio del 2011