Público
Público

Cameron convocará un referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE

El primer ministro británico se compromete a consultar a los británicos en 2017 tras renegociar la relación con Bruselas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, David Cameron, se ha comprometido a convocar un referéndum después de las elecciones de 2015 para preguntar al Reino Unido si quiere 'quedarse o salir' de la Unión Europea.

Durante su esperado discurso sobre Europa, Cameron se ha declarado por primera vez a favor de convocar una consulta popular tal y como reclama el área euroescéptica del Partido Conservador. Lo hará, según ha anunciado, si gana las elecciones de 2015, pese al rechazo de sus socios liberaldemócratas en el Gobierno.

Poniendo punto y final a meses de especulación, el primer ministro británico se ha decantado por la consulta, ignorando las advertencias de que la misma podría poner en peligro las perspectivas económicas y diplomáticas de Reino Unido. Según señaló el mandatario, Gran Bretaña 'no quiere levantar un punente levadizo y retirarse del mundo', pero advirtió de que la desilusión pública con la UE se encuentra en 'máximos históricos'.

'Es la hora de que los británicos digan su opinión. Es la hora de dejar clara esta cuestión en la política británica. Y cuando llegue el momento de elegir, tendréis una elección importante sobre el destino de nuestro país', ha dicho Cameron, que señaló a la crisis de la deuda en la zona euro como la razón principal para revisar sus relaciones con la UE.

La campaña torie a las elecciones de 2015 'pedirá a los británicos que autoricen al Gobierno conservador a negociar un nuevo acuerdo con nuestros aliados europeos en el próximo Parlamento'. 'Cuando hayamos negociado ese nuevo acuerdo, le daremos a los británicos un referéndum con la opción de quedarse o salir de la UE en los nuevos términos. Será un referéndum sobre quedarse o salir'.

La promesa de Cameron satisface a una parte amplia de su propio partido, que está dividido sobre la cuestión, pero también puede crear incertidumbre sobre la apuesta del primer ministro, partidario de renegociar la relación del Reino Unido con Europa y repatriar competencias de Bruselas a Londres.

Según las encuenstas, un 42% de los británicos está a favor de que Reino Unido salga de la UE  

La medida puede además generar el rechazo de Francia, Alemania y otros países miembros de la UE, que ya han advertido al mandatario de que no se puede tratar la pertenencia como un 'menú a la carta' donde se puedan elegir los términos y condiciones de la misma. Uno de sus socios más cercanos fuera del continente, EEUU, también se ha pronunciado a favor de que se mantenga dentro de los 27.

En cualquier caso, que Cameron lleve finalmente a cabo el referéndum sigue siendo tan incierto como las posibilidades que tienen de ganar las próximas elecciones los conservadores, muy desgastados por la fuerte política de recortes y reducción del déficit público que han emprendido desde su llegada al Gobierno en 2010.

El discurso ha sido pronunciado esta mañana en Londres, después de que tuviese que ser cancelado el viernes pasado por la crisis de los rehenes de Argelia. Entonces, Cameron iba a pronunciarlo en Holanda.

Cemeron se pronunció a favor de que Reino Unido siga perteneciendo a la UE, pero también dejó claro que cree que debe ser radicalmente reformada.