Público
Público

Caminar ayuda a mantener joven el cuerpo y la mente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Dorene Internicola

Todo el mundo sabe que caminar daflexibilidad al cuerpo de los mayores, pero ¿sabía que ayudatambién a mantener ágil la mente?

Un estudio muestra que caminar puede fomentar laconectividad de los circuitos cerebrales, que tiende areducirse a medida que van apareciendo las canas.

"Los patrones de conexión disminuyen a medida queenvejecemos", dijo el doctor Arthur F. Kramer, que dirigió elestudio en la Universidad de Illinois.

"Las redes no están tan bien conectadas para apoyar lascosas que hacemos, como conducir", dijo. "Pero encontramos quetras un ejercicio aeróbico, las redes se vuelven máscoherentes", añadió.

El estudio de Kramer, publicado en la revista Frontiers inAging Neuroscience, siguió a 70 adultos de entre 60 y 80 añosdurante 12 meses. Un grupo que ejercitaba estiramiento,tonificación y pesas servía como control frente al que evaluara quienes anteriormente eran sedentarios.

"Los individuos en el grupo que caminaba, el grupo deejercicio aeróbico, obtuvieron lejos los principalesbeneficios", dijo, y no sólo físicos.

"También medimos la función cerebral", dijo Kramer, cuyoequipo usó las imágenes de la resonancia magnética funcionalpara examinar las conexiones cerebrales. Un grupo de personasentre 20 y 30 años también fue usado para contrastar losdatos.

"El grupo de ejercicio aeróbico también mejoró en memoria,atención y en una serie de procesos cognitivos", dijo Kramer."A medida que los mayores del grupo que caminaba adquiríanmejor forma física, la coherencia entre las diferentes regionesde la red se incrementó y se volvió similar a la de losveinteañeros", explicó Kramer.

Pero los resultados no se dieron de la noche a la mañana.Los efectos en el grupo que caminó se vieron sólo después deque hicieran el ejercicio durante 12 meses. Las pruebas en losseis primeros meses no arrojaron una tendencia significativa.

Los hallazgos no son una sorpresa para la doctora LynnMillar, experta del American College of Sports Medicine, quedijo que pese a que caminar puede parecer una actividadsencilla, el cerebro está trabajando para integrar lainformación de muchas fuentes diferentes.

"Cuando caminamos integramos los datos visuales, los deaudición, además de los procedentes de articulaciones ymúsculos en referencia a dónde está el pie, cuánta fuerza esnecesaria y cosas así", dijo Millar, profesora de terapiasfísicas en la Universidad Andrews, en Michigan.

"Es ese viejo concepto: si no lo usas, lo pierdes", dijo."Para que algo sea beneficioso, debemos hacerlo repetidamente,y caminar es una actividad repetitiva", añadió.

Millar, autora del "Plan de acción para la artritis",indicó que aunque algunos cambios son inevitables con la edad,no tienen que producirse tan rápido como se dan en algunaspersonas.

"Sabemos que el tiempo de reacción se ralentiza con laedad, pero la actividad es un gran modificador", dijo.

Kramer, que también trabaja con el ejército y con personascon minusvalías, continúa trabajando en interceder en losefectos negativos del envejecimiento con las opciones de estilode vida.

"Estamos interesados en la comprensión de la plasticidadcerebral pero también en hacer algo al respecto", dijo."Podemos esperar a la pastilla maravillosa o podemos hacer algoya", añadió.