Público
Público

Campa propone penalizar la temporalidad para fomentar la estabilidad laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, abogó hoy por buscar "mecanismos que penalicen la temporalidad" en el empleo para fomentar la estabilidad en el mercado laboral y acabar con la dualidad existente entre los contratos temporales y los indefinidos.

En su intervención en el Foro Cinco Días, Campa también señaló que hay que plantear instrumentos de "colocación continuada a lo largo de la vida laboral que no quede vinculada a aspectos concretos como el coste del despido", aunque no detalló a qué mecanismos se refería.

Fuentes de Economía aseguraron que con estas palabras Campa aludía en realidad a la formación a lo largo de la vida laboral para garantizar que esa colocación o "empleabilidad continuada".

El secretario de Estado recordó que el mercado laboral español lleva veinte años padeciendo esta dualidad, con un 40 por ciento de los trabajadores que van pasando del desempleo a los contratos temporales y sufren de una situación de "indefinición e inseguridad".

"Hay que buscar mecanismos para que esa dualidad no perdure en el futuro", dijo Campa, quien también abogó por potenciar la cualificación profesional, porque una de las causas de la elevada temporalidad ha sido que buena parte de los trabajadores optaron por dejar a un lado su formación para acudir a unos empleos en principio atractivos que al final han sido precarios.

Campa recordó en cualquier caso que la intención del Gobierno es la de acometer una reforma laboral consensuada con empresarios y sindicatos, porque los cambios en el mercado de trabajo abordados desde el acuerdo tienen más efectividad que los que deciden las administraciones de forma unilateral.

El número dos de Economía reiteró que la vuelta a la creación de empleo tardará, y no se producirá probablemente hasta finales del año que viene o principios de 2011.

También recordó que el Gobierno mantiene su previsión de que la economía española volverá a registrar crecimientos trimestrales en el segundo trimestre de 2010, y en este cuarto trimestre del año seguirá cayendo, aunque menos que en el tercero, que lo hizo un 0,3%.

Campa consideró que seis meses después de que el Gobierno elaborase el cuadro macroeconómico en el que basó los Presupuestos para 2010, las previsiones contenidas en él siguen siendo válidas.

Dichas previsiones apuntan a una caída del PIB del 3,6% este año y del 0,3% en el conjunto de 2010.

Se trata, añadió, de una estimación "sólida" y, en consecuencia, supone una "buena base" para los Presupuestos y para otras decisiones de política económica.

Por otra parte, el secretario de Estado auguró que la inflación, que volvió en noviembre a registros positivos -la tasa armonizada se situó en el 0,4%, según el indicador adelantado- estará en tasas cercanas al 1% a lo largo del año que viene, que terminará "un poco por encima" de esa cifra.