Público
Público

La campaña de McCain defiende a Palin y denuncia "sexismo" en la contienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La campaña del candidato republicano John McCain se lanzó hoy con todo en defensa de su compañera de fórmula, Sarah Palin, con un nuevo anuncio televisivo y acusaciones de que hay "sexismo" para torpedear su candidatura.

"Basta de tonterías", dijo Steve Schmidt, el principal asesor de McCain, al criticar la cobertura mediática sobre la obra y figura de Palin, gobernadora de Alaska y neófita en la arena política nacional.

Schmidt afirmó que las preguntas en torno al proceso de escrutinio de Palin, que no figuraba en la lista de posibles candidatos a la vicepresidencia, son "un falso escándalo mediático pensado para destruir" la candidatura de la gobernadora.

Palin, de 44 años, tenía previsto aceptar esta noche la candidatura con un discurso ante el Xcel Energy Center en St. Paul (Minesota), en lo que será el discurso más importante de su carrera, que inició como alcaldesa de Wasilla, una pequeña localidad de Alaska.

Es la primera mujer en ser seleccionada al cargo de "número dos" en la historia del Partido Republicano.

Del lado demócrata, ya lo fue en su momento Geraldine Ferraro, en 1984, como compañera de fórmula de Walter Mondale, que perdió frente al binomio republicano de Ronald Reagan y George Bush padre.

La senadora Hillary Clinton también hizo historia al ser la primera mujer con posibilidades reales de llegar a la presidencia de EE.UU., pero perdió en las primarias frente a su rival, el senador Barack Obama, que también ha hecho historia como primer candidato negro a convertirse en el máximo líder del país.

Las revelaciones políticas y personales sobre Palin y su familia, que se han estado divulgando por internet, han centrado la atención de los medios desde que McCain la presentase como su candidata a la vicepresidencia el viernes pasado en Ohio.

La campaña de su rival demócrata, Barack Obama, no ha hecho declaraciones sobre la controversia en torno a Palin, pero sigue machacando su mensaje de que lo que vale no es tanto la experiencia sino la necesidad de un cambio en Estados Unidos.

Schmidt dejó en claro hoy que la campaña de McCain no responderá a más interrogantes sobre cómo fue seleccionada Palin.

Tampoco comentará más sobre el embarazo precoz de una hija adolescente de Palin, su controvertida trayectoria política como gobernadora de Alaska o las acusaciones sobre un presunto abuso de poder.

Entretanto, divulgó hoy un anuncio televisivo en el que defiende a capa y espada a Palin, a la que describe como una "inconformista", y elogia su combate contra los grupos de presión en Alaska y su lucha reformista en el estado.

En el anuncio de 30 segundos, el narrador afirma que las credenciales de la gobernadora como agente de reforma "exceden las de Barack Obama", ya que combatió al sector petrolero y, además, "se ha ganado la reputación de reformista".

Obama, en cambio, sólo habla de cambio, ha dado subsidios al sector petrolero y es, por lo demás, "el más liberal" de los senadores estadounidenses, según el anuncio que saldrá en los estados clave en este ciclo electoral.

El anuncio no esclarece que en su momento el candidato demócrata votó en contra de los subsidios al sector petrolero, aunque votó a favor de un controvertido proyecto de ley sobre energía renovable, al igual que muchos republicanos.

En paralelo, el ex alcalde de Nueva York y ex rival de McCain en las primarias, Rudolph Giuliani, desfiló por los principales programas de la televisión estadounidense para defender a Palin del presunto sexismo que ha surgido en su contra.

Ante las cadenas CBS, ABC, Fox, CNN, NBC, y MSNBC, ofreció variaciones del mismo mensaje: no se harían preguntas tan íntimas y capciosas si se tratase de un hombre.

Para Giuliani, la cobertura de los medios ha sido "injusta" e "indecente", al grado de causarle "mucha rabia".

Según los observadores, las acusaciones de sexismo por parte de la campaña de McCain son parte de una estrategia para, por un lado, atraer el voto femenino, en particular el de las indecisas, y, por otro, movilizar a la base conservadora, que siempre ha tenido recelos de las presuntas inclinaciones liberales de la prensa.

Se calcula que las mujeres conforman poco más de la mitad de los votantes en Estados Unidos. Varias encuestas recientes señalan que Obama aventaja a su rival entre este bloque electoral, aunque la diferencia es menor entre las mujeres mayores.