Público
Público

La campeona olímpica Cooke se llevó también el mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La corredora británica Nicole Cooke sigue en forma y, si hace unas semanas era la primera en los Juegos Olímpicos de Pekín, en la prueba de fondo de los mundiales que se disputan en la ciudad italiana de Varese, también fue la primera en cruzar la línea de meta.

Cooke invirtió en los 138,8 kilómetros 3 horas, 42 minutos y 11 segundos. La nueva campeona del mundo estuvo acompañada en el podio por la holandesa Marianne Vos y la alemana Judith Arndt.

La ciclista inglesa fue la más astuta en la segunda parte de la carrera, cuando se rompió. Se formó un pelotón quedando al frente una docena de corredoras, entre las que estaban la española Anna Sanchis, Cooke, Vos, Arndt y la subcampeona olímpica la sueca Johanssen.

Fue una carrera más dura de lo esperado, pues desde las primeras vueltas, de las ocho que tenían que dar, los ataques fueron continuos, lo que rompió las tácticas de los equipos fuertes.

Esos tirones sirvieron para hacer la que resultó ser la escapada definitiva y castigar a selecciones potentes como la holandesa que no logró meter a ninguna de sus representantes y por ello tuvo que marcar el ritmo de caza cuando el grupo puntero llegaba a tener hasta casi dos minutos de ventaja.

El trabajo de las holandesas no sirvió para nada, pues en el grupo puntero, aunque no había entendimiento, si confianza en que la aventura iniciada podía llegar a buen puerto como así ocurrió.

En la última vuelta ese pelotón puntero quedaba reducido a cinco corredoras que eran las que se iban a disputar el podio. Desconfianza entre ellas y la primera en salir a escena fue la holandesa Vos. Muy activa, pero que al final pago su osadía.

Vos, con un pedaleo de "bailarina" logró por algunos momentos abrir hueco, pero tanto Cooke con Arndt, hicieron valer su experiencia y en ningún momento perdieron estela; mientras que la sueca Johanssen, que también hizo sus probaturas en la parte final, tenía problemas para seguir el ritmo en los metros finales.

En el pelotón perseguidos, una vez que las holandesas levantaron el pedal, fue la veterana e incombustible ganadora en cinco ocasiones la francesa Jeannie Longo la que asumió la responsabilidad y tuvo como aliadas, por algunos momentos a las españolas, pero esa reacción llegó demasiado tarde.