Público
Público

Los campesinos vuelven a la ladera del volcán que entró en erupción en Indonesia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de campesinos comenzaron hoy a retornar a sus granjas en la falda del volcán de Indonesia que entró en erupción el domingo y el lunes pasados tras pasar dormido 400 años, informó el Centro de Vulcanología de Indonesia.

Los aldeanos han encontrado sus viviendas y los campos cubiertos por una capa de ceniza, por lo que temen que este año se pierda toda la cosecha en esta fértil región.

La repentina actividad del Monte Sinabung, situado al norte de la isla indonesia de Sumatra, obligó a realojar a mas de 30.000 personas de las 17 aldeas situadas en la falda del volcán, que lanzó lava y columnas de ceniza y humo de hasta dos kilómetros de alto.

Según la Policía Local, dos personas murieron de un ataque al corazón cuando estaban siendo trasladadas a edificios gubernamentales o centros religiosos de las poblaciones cercanas.

La lava del volcán produjo varios incendios que quemaron bosques y campos agrícolas y las columnas de humo obligaron a la cancelación de varios vuelos domésticos.

Los vulcanólogos indonesios reconocieron que estaban desprevenidos cuando ocurrió la repentina erupción del volcán, cuya actividad no estaba siendo medida porque llevaba 400 años inactivo.

El Monte Sinabung, de 2.451 metros de altitud, entró en erupción pasada la medianoche del sábado y en la madrugada del lunes, lo que causó la alarma en la provincia de Sumatra del Norte.

La oficina de protección civil envío a la zona del volcán docenas de camiones, autocares y ambulancias para evacuar a los residentes, quienes se protegían con mascarillas y pañuelos del humo y la ceniza.

A pesar de que la actividad del Sinabung ha disminuido, los expertos mantienen la vigilancia al no disponer de un patrón del comportamiento del volcán cuya última erupción registrada es del año 1600.

"Recomendamos a los residentes que permanezcan en los campos para evacuados hasta que haya nuevas noticias", dijo a la cadena MetroTV el jefe del centro de Vulcanología, Surono, que como muchos indonesios tiene sólo un nombre.

Indonesia, que se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, un área de gran actividad sísmica y volcánica, alberga más de 400 volcanes, de los que al menos 129 continúan activos y 65 están calificados como peligrosos.

En 1815, la erupción del Monte Tambora sepultó con un manto de cenizas, lava y rocas a 88.000 personas en la isla de Sumbawa, situada al sur de Indonesia.

El volcán Krakatoa, entre las islas de Java y Sumatra, causó la muerte a más de 36.000 personas al entrar en erupción y generar un tsunami en 1883.