Público
Público

El campo 'se bebe' el 60% del agua disponible en España

Un estudio de la Asociación de Empresas de Tecnología Española del Agua (AFRE) asegura que nuestro país  consume 2.325 metros cúbicos de agua al año por persona, el equivalente a una piscina olímpica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sector agrícola consume el 60% del agua disponible en el país. Un estudio de la Asociación de Empresas de Tecnología Española del Agua (AFRE) asegura también que se podrían ahorrar el 35% de los recursos. Esto es así porque España cuenta con una de las huellas hídricas más altas del mundo, lo que se traduce en un consumo de 2.325 metros cúbicos de agua al año por persona, el equivalente a una piscina olímpica.

Lo necesario para que este ahorro se convierta en realidad son, según apunta la Asociación, 'campañas de concienciación, de formación e información son necesarias para conseguir entre todos llegar a ese 35% de ahorro'. Como ejemplo, ha apuntado a la huella hidríca alimentaria, puesto que 'la mayor parte del agua que bebemos está incorporada en los alimentos que consumimos'.

Así, producir un kilo de carne de vacuno consume más de 15.000 litros de agua y un kilo de arroz se bebe 2.500 litros. Para un litro de leche se necesitan 1.000 litros de agua y para un litro de cerveza, 300 mientras que para conseguir un kilo de algodón se necesitan 10.000.

En el Día Mundial del Agura, AFRE aboga por impulsar buenas prácticas y uso de tecnologías eficientes para el ahorro del agua en los diferentes sectores como la agricultura, la industria, el consumo urbano y el turismo.

Y es que en España se consumen de media 1.247 litros de agua al día por persona y, por ello, 'es necesario contar con la implicación de la sociedad en general, así como con las instituciones públicas y privadas competentes' y añade que 'la crisis económica no debe ser un impedimento' para realizar las inversiones que, además, impulsarán la competitividad, crecimiento y empleo. También ha recordado que 2.500 millones de personas en el mundo no disponen todavía de agua potable y otros 1.500 millones de personas no tienen fácil acceso a ella.