Público
Público

Camps dice tener la conciencia tranquila y que sus amigos son los valencianos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha defendido hoy su creencia en la "independencia del poder judicial", ha asegurado tener la "conciencia tranquilísima" y ha asegurado que sus "amigos" son "los cinco millones de ciudadanos" que viven en la Comunitat Valenciana.

Camps ha respondido así en la sesión de control parlamentaria a la portavoz de Compromís, Mónica Oltra, quien le ha preguntado sobre la reunión que mantuvo con el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial, Fernando de Rosa, tras conocerse la posible implicación del primero en el caso "Gürtel".

Oltra, quien ha subido a la tribuna con una camiseta en la que podía leerse "Transparencia. Volem els papers", también le ha preguntado a Camps sobre unas declaraciones en las que manifestaba su amistad con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), José Luis de la Rúa.

El jefe del Consell ha explicado que en estas declaraciones que hizo en la Ciudad de la Justicia, en un momento en que algunas comunidades reclamaban que "la instancia última de la justicia terminase en el ámbito autonómico", pretendía "reiterar, por activa y por pasiva, de forma personal o institucional, más o menos amigable", que el Consell respetará lo que marque la Constitución.

"No vamos a reclamar nunca que se divida el poder judicial, que es de toda la nación", ha reiterado Camps, quien ha replicado a Oltra que tendrá que rendir cuentas a su propia conciencia si desea hacer una interpretación diferente a la que le ha explicado.

En este sentido, ha advertido de que subir a la tribuna "a intentar desacreditar el funcionamiento de un gobierno democrático" es propio de una "persona que tiene mala conciencia" y le ha recriminado que descalifique la gestión del Consell "con cuatro o cinco cuestiones que aparecen o desaparecen en los medios de comunicación" porque "no es serio ni políticamente sólido".

La portavoz de Compromís ha manifestado que consideraba el encuentro con De Rosa "degradante, vergonzoso y que liquida cualquier apariencia de división de poderes y de imparcialidad de la justicia", parafraseando al presidente del PP, Mariano Rajoy, cuando se conoció la cacería del juez Baltasar Garzón y el ex ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo.

Oltra también ha instado a Camps a explicar por qué llamó "compulsivamente" hasta en "ocho ocasiones" al sastre de Milano, cuando éste declaraba ante el juez Baltasar Garzón, y ha ironizado con que si era porque "le tiraba la sisa, el camal o el cuello de la camisa".

Asimismo ha aprovechado su intervención para recriminar que su promesa de que las comparecencias de los consellers en la comisión de Coordinación de Les Corts serviría para "disipar cualquier sombra de duda" sobre la legalidad de la actuación de la Generalitat no se ha cumplido.

"Esta semana ha sido una pantomima", ha afirmado la portavoz del Compromís, quien ha asegurado que continuarán solicitando los documentos que vienen pidiendo al Consell desde el año pasado, y que todavía no han recibido.

Camps ha respondido con ironía afirmando que la intervención de Oltra le parecía de "lo más elegante y exquisita" y ha afirmado que su único objetivo es "intentar burlarse, sin poder, de un gobierno democráticamente elegido", y que "está siempre sometido al imperio de la ley".

Por su parte, la diputada de Compromís Mireia Mollà ha vuelto a preguntar sobre si el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, vulnera la ley por tener una finca con "parany", ante lo que éste le ha explicado que no tiene "nada ilegal" en su propiedad más allá de un árbol que va a cuidar con "mucho cariño y esmero".

Castellano ha acusado a Compromís de actuar de "comparsa" de los socialistas, "que lo que no ganan en las urnas lo quieren ganar haciendo trampa, y eso no es ético".