Público
Público

Camps esquiva el control de Las Cortes viajando a Boston

La oposición denuncia contratos de la trama de la ‘Gürtel’ con la Generalitat 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 El presidente valenciano, Francisco Camps, se convirtió el jueves durante unas horas en el protagonista de uno de los típicos carteles de las películas del oeste americano, con el que se identificaba a los prófugos de la Justicia. Sólo que en esta ocasión su foto y la frase “wanted” (se busca) no adornaban la pared de una taberna, sino la camiseta de una diputada del grupo Compromís, Mónica Oltra, en una sesión plenaria de Las Cortes Valencianas.Fue su forma de protestar por la ausencia de Camps en el Pleno de ayer, donde debía contestar a las preguntas de la oposición sobre su presunta implicación en el caso Gürtel. Oltra acusó al presidente de pretender huir de las preguntas comprometidas y lo calificó de “prófugo de la política”.


La diputada fue expulsada del Pleno cinco minutos después de ocupar su escaño por “faltar al respeto a la Generalitat”, según la presidenta del parlamento autonómico, Milagrosa Martínez. Su portavoz, Ricardo Costa, calificó el comportamiento de la diputada como “bochornoso” y le recordó que Camps no es “el Che Guevara ni el cantante de moda” sino “el president de la Generalitat”. Afirmó que Oltra podría haber expresado su desacuerdo hablando en la tribuna y no con “altercados”.

Fuentes de Presidencia explicaron que Camps está de viaje de trabajo en Boston para negociar uno de los grandes eventos que impulsa la Generalitat: la salida de la Volvo Ocean Race de Alicante. Añadieron que Camps ha comparecido en varias ocasiones para contestar a preguntas sobre el caso Gürtel. No obstante, en sus comparecencias Camps ha evitado dar explicaciones concretas sobre su relación con la trama amparándose en el secreto de sumario.

Pero, más allá de la protesta sobre la ausencia del presidente, el gesto de Mónica Oltra fue una queja por la opacidad de la Generalitat. Compromís denuncia que el Ejecutivo de Camps no responde a las preguntas sobre los contratos menores, aquellos que, por su baja cuantía, no obligan a la administración a hacer público el proceso de contratación. El grupo de Oltra sospecha que la Generalitat ha utilizado esta modalidad para favorecer a las empresas de la trama de Francisco Correa, a través de la cual se habría producido una presunta financiación ilegal del PP.

Ricardo Costa, portavoz del PP, consideró que hablar de financiación irregular es una “falta de respeto al proceso judicial” y recordó que el juez que investiga la presunta implicación de Camps en el caso Gürtel no ha encontrado indicios de este delito. Ángel Luna, portavoz socialista, culpó a Camps de “imponer una mordaza absoluta a esta institución” porque no hay “manera humana de conseguir que la Generalitat conteste a las preguntas” y lamentó que “haya dado cobijo en esta comunidad a delincuentes”. 

 

Según el grupo Compromís, empresas de la presunta trama dirigida por Francisco Correa recibieron 565.499 euros de la Generalitat entre 2005 y 2007 a través de contratos menores, modalidad que no necesita concurso ni publicidad.

El grupo parlamentario envió ayer al juez Garzón sus pesquisas y afirmó que tras los contratos puede estar la financiación ilegal del PP regional. Ricardo Costa, portavoz del grupo popular, recordó que el juez que instruye el caso en el TSJ valenciano desechó esta posibilidad.

Compromís pidió información sobre los contratos menores al Gobierno valenciano. La conselleria de Economía denegó la información con el argumento de que la contratación pública está ya auditada por la Sindicatura de Comptes (el Tribunal de Cuentas valenciano).