Público
Público

Camps: "Tengo ganas de seguir haciendo cosas"

El expresidente de la Generalitat afirma en una entrevista en Intereconomía que dimitió para "tranquilizar" a sus votantes y al PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Yo estoy aquí, tan feliz como siempre y con muchas ganas de seguir haciendo cosas'.  Han sido las palabras del expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps, en referencia a su futuro tras haber sido declarado 'no culpable' por un jurado popular en el 'caso de los trajes' el pasado 25 de enero.

En una entrevista en el programa 'El gato al agua' de Intereconomía, Camps se ha jactado del apoyo recibido por parte del PP (pese a la presión de la dirección nacional para forzar su dimisión) y ha asegurado que 'no hace falta rehabilitar lo que nunca ha dejado de estar rehabilitado'.

'El gesto más importante es que sigo siendo militante, que he recibido el cariño de mis compañeros, empezando por el del presidente', señaló, aunque sobre su futuro político declaró que 'son cuestiones que se irán viendo con el tiempo'.

Visiblemente sonriente, crecido y cómodo ante una cadena para la que no ha escatimado en elogios ('A partir de ahora aquí, dando las gracias a usted, a los millones de seguidores de este programa que han creído en la verdad que representaba lo que yo decía, que me han dado la fuerza para seguir trabajando y luchando', subrayó), el expresident ha asegurado que dimitió para 'tranquilizar' a sus votantes y a su partido. 'Quería dejar constancia de mi honorabilidad como español [...] que nadie tuviese nunca que agachar la cabeza'.

Sin sentirse decepcionado por nadie, 'en absoluto' arrepentido de nada de lo que ha hecho ni preocupado por la imagen que haya podido transmitir, Camps arremetió contra los policías del caso: '¿Exactamente qué han estado haciendo durante estos tres años? ¿Perseguir cuatro trajes? ¿Eso es lo que ha hecho la policía de España durante este tiempo? Es un despropósito'.

Además, el todavía diputado de Les Corts se mostró convencido de que su imputación en el caso ha sido una persecución con fines políticos: 'Lo que ha estado poniéndose en cuestión durante estos años era nuestra forma de hacer política, de trabajar al servicio de los ciudadanos y de mantener abierta, clara y expectante una alternativa de gobierno al desastre de Zapatero. Su propósito era político y no personal', ha dicho, al tiempo que ha reconocido no sentirse sorprendido por la decisión de los socialistas valencianos de recurrir la sentencia. 'Llevan haciendo de esto prácticamente una cuestión de Estado', señaló.

Una 'persecución socialista' sobre la que también ha fundamentado las críticas a su gestión de la Comunitat: 'Ahora están criticando eso, pero es una crítica que no está avalada por nada, sino por la incapacidad del partido socialista de preparar un argumento con el que suscitar el cariño de la gente'.