Público
Público

Camps le dice a Luna "a usted le gustaría que apareciera boca abajo en una cuneta"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha afirmado hoy que al portavoz socialista en Les Corts, Ángel Luna, "le encantaría coger una furgoneta, venirse de madrugada a mi casa y por la mañana aparecer yo boca abajo en una cuneta".

Camps ha hecho estas declaraciones, tras las que ha recibido los aplausos del PP, en la sesión de control en Les Corts, a respuesta de las preguntas de los grupos de la oposición sobre la repercusión de los cambios en la dirección del PP de la Comunitat Valenciana en la gestión del Gobierno de la Generalitat.

Luna, quien ha afirmado que en el PP "a las primeras de cambio se desharán" de Camps porque "en la balanza electoral da más pérdidas que beneficios", ha manifestado, tras las palabras del president, que si hace unos días hablaba de su "enajenación política" hoy "tendría que replantearse el adjetivo que le puso al sustantivo".

El jefe del Consell se ha referido a la querella que el PSPV ha presentado contra él, dirigentes de la Generalitat y del PPCV y cinco empresas valencianas, por una supuesta trama de financiación irregular de su partido y ha señalado que quien "se esconde detrás de una querella es que no tiene nada que decir a sus conciudadanos".

"Cuando alguien se esconde detrás de un insulto y una amenaza es que no tiene nada que decirle a sus conciudadanos", ha continuado y ha advertido de que "cada adjudicación que por culpa de sus palabras y sus querellas no lleguen a empresas de obra pública valenciana serán" su responsabilidad.

Ha acusado a los socialistas de "poner en peligro" los 10.000 puestos de trabajo de las personas que están empleadas en estas empresas, al decidir que "han sido adjudicataria de contratos por la administración de forma irregular", cuando, ha insistido, los procedimientos se han hecho siguiendo la legalidad, por lo que la querella es "una osadía que raya la ilegalidad".

El portavoz socialista le ha acusado de esconderse "detrás de los empresarios, de la bandera de la Generalitat y de las instituciones" para no dar "explicaciones de cómo utiliza el dinero público", ante lo que el president le ha respondido que él se pone "delante" porque éste es "el Gobierno más transparente" de la Comunitat Valenciana".

Luna ha defendido la presentación de la querella porque lo contrario sería "aceptar el sistema político corrupto" que ha implantado el PP para llevarse "algunas migajas de las que ustedes se les caen", y el PSPV "no quiere engañar" a sus electores.

"El orgullo de ser valenciano no está en hacer grandes eventos sin calcular el coste, está en tener instituciones que funcionen respetando la ley y en tener dirigentes respetables", ha afirmado y ha defendido que los socialistas con su denuncia están empezando a "devolver el orgullo" al pueblo valenciano.

Camps ha recriminado a la oposición haber creído que "un hilo abierto, por no se sabe muy bien por quién, y lo sabremos cuando corresponda, era su camino y su guía hacia la mayoría política, y nos hemos dado cuenta un año después de que ese hilo no lleva a ninguna parte y que ustedes están en un callejón sin salida".

El president ha acusado a la oposición de haberse "deteriorado y desmoronado" y les ha advertido de que "por mucho que insulten la realidad no la van a cambiar", y su discurso se queda en "una charla entre ustedes" para "justificar" ante sus compañeros el escaño que ocupan.

La portavoz de Compromís, Mónica Oltra, ha afirmado que Camps "representa" el caso Gürtel, se ha mostrado convencida de que "por muchas sillas que cambie" en el Gobierno "no desaparecerán los trajes" ni la "financiación irregular de su partido" y ha insistido en que la única solución es convocar elecciones anticipadas.

Oltra ha afirmado que los cambios que se han hecho en el Consell "sólo se entienden en clave electoral" y ha preguntado a Camps si "es cierto que han encargado a los servicios jurídicos de la Generalitat un informe para ver la viabilidad de avanzar las elecciones", ante lo que el president ha dicho: "no las voy a adelantar".