Público
Público

Camps no evitará la vista de imputación pese a su recurso

El día 15 tendrá que comparecer de nuevo ante el juez Flors 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, aparenta tranquilidad en sus comparecencias públicas. Parece confiado en el recurso que presentará contra el auto en el que el juez José Flors detalló el lunes los 11 indicios racionales de criminalidad existentes contra él por un delito de cohecho.

La impugnación será resuelta por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, Juan Luis de la Rúa del que Camps dijo que la palabra amistad se quedaba corta para definir su relación y otros dos jueces.

Pero su recurso, al igual que el de los otros tres dirigentes del PP valenciano imputados, no suspende la comparecencia que el juez Flors fijó en su resolución para el próximo miércoles, día 15.

Eso significa que, pese al recurso, Camps y los otros tres imputados tendrán que asistir a la vista y escuchar en persona cómo las acusaciones piden que continúe el procedimiento, concretan las imputaciones que pesan contra ellos o piden nuevas diligencias. A través de ellas tratarán de ampliar el delito que Flors concretó en un cohecho por aceptar dádivas de las empresas de Francisco Correa 'en consideración a su función' de autoridad. En la vista, sus defensas volverán a solicitar el sobreseimiento y archivo de las actuaciones, al entender que no existió delito.

En un procedimiento con jurado, en el que no está implicado un presidente de comunidad autónoma, lo habitual es que el magistrado que preside esta comparecencia dé a conocer su decisión en los días inmediatamente posteriores a la celebración de la vista.

Pero en la trama valenciana del caso Gürtel hay un 'muy honorable señor presidente de la Generalitat' al que se acusa de haber recibido trajes, zapatos y corbatas. Y no está tan claro que el calendario se desarrolle así. Hay quien sostiene que Flors podría esperar a que De la Rúa y los magistrados Juan Montero y José Ceres confirmen su auto del pasado lunes o lo revoquen y archiven el caso.

Si, como es habitual, Flors se pronuncia antes de que lo haga la Sala de lo Civil y Penal del TSJCV, parece imposible que no siga dando pasos para acercar a Camps al banquillo.

No en vano, en su resolución citaba hasta 11 indicios contra el presidente de la Generalitat y sugería que le mintió cuando declaró que había pagado en efectivo algunas prendas. El juez no halló constancia de ese pago y sí, en cambio, de que los abonos los hicieron las empresas de la presunta trama de corrupción.

Fuentes del TSJCV señalaron que las defensas tienen hasta el lunes para recurrir el auto de Flors. A continuación se dará un plazo de otros cinco días hábiles a las acusaciones para que formulen alegaciones contra los argumentos de los imputados. De la Rúa y los otros dos magistrados de la Sala Civil y Penal del TSJCV dispondrán de seis días para pronunciarse, lo que anuncia que el auto que resuelva los recursos no estará antes del día 23. Las mismas fuentes señalaron que dado el tamaño de la causa (siete tomos) es previsible que hasta septiembre no se sepa si se confirma el auto de Flors o si se archiva la causa, decisión contra la que no cabe recurso.

La resolución que adopte el juez Flors, tras la vista, será recurrible, por lo que si es contraria a los intereses de Camps también será impugnada. La Sala puede entonces resolver los dos recursos de Camps juntos.