Público
Público

Can Vies decide seguir con la reconstrucción del centro social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El colectivo de Can Vies ha decidido hoy continuar con la reconstrucción del edificio que acogía su centro social autogestionado, desalojado el 26 de mayo y cuya demolición paralizó el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, dos días después, para favorecer el diálogo tras los disturbios en el barrio de Sants. En una rueda de prensa ante el edificio semiderruido, el portavoz del colectivo Pau Guerra ha explicado que los arquitectos que colaboran con ellos han asegurado que el inmueble no corre peligro y no hay riesgo de que la estructura se caiga, aunque será preciso reformar algunas partes dañadas por la acción de las excavadoras.

El colectivo ha explicado que hoy dedicarán el día a planificar la reconstrucción y que entrarán de nuevo en el inmueble, en el que ya han trabajado durante el fin de semana con ayuda de los vecinos, los próximos días para reiniciar la reconstrucción por su cuenta, sin contar con el ayuntamiento. En respuesta al ultimátum que ayer lanzó el primer teniente de alcalde de Barcelona, Joaquim Forn, el colectivo ha dicho que su contestación es 'la reconstrucción, hechos consumados', a la vez que le han replicado que 'la cara no la da Can Vies, sino los vecinos de Sants', que han apoyado las obras de rehabilitación y que asistieron a la manifestación del pasado sábado por el centro de Barcelona.

En una asamblea abierta al barrio que se celebrará la tarde del miércoles, día 4, a las puertas de Can Vies, el colectivo detallará el proyecto de remodelación del inmueble, que pretenden financiar mediante micromecenazgo y con las aportaciones materiales y humanas de los vecinos que quieran cooperar en la reconstrucción. Mañana, está previsto que continúen las tareas de retirada de los escombros, que comenzaron el pasado sábado y en las que colaboraron varios cientos de personas que secundaron la convocatoria del colectivo de Can Vies.

Los portavoces de Can Vies han vuelto a exigir hoy la dimisión del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y del concejal del distrito de Sants, Jordi Martí, así como la liberación de los detenidos por su relación con los disturbios y de las dos personas que, hasta ahora, permanecen en prisión preventiva por esos hechos. En ese sentido, Guerra ha respondido a Forn que el colectivo de Can Vies no solo ha dado la cara, sino también 'las piernas, los brazos', como lo demuestra la cuarentena de heridos en las manifestaciones que han tenido que recibir atención hospitalaria.

El portavoz se ha resistido hasta en tres ocasiones a la invitación de los periodistas para que el colectivo condene la violencia de las manifestaciones y ha insistido en que Can Vies 'no tiene responsabilidad sobre lo que haga la gente en una manifestación reprimida por los Mossos d'Esquadra'. En opinión de Guerra, es 'muy ciego' intentar limitar el conflicto al problema de los disturbios callejeros, porque a su juicio Can Vies es 'un estallido social, una revuelta social que va más allá' del edificio ocupado y, en todo caso, 'la violencia es debida a la situación social'.

En referencia a las controvertidas identificaciones de más de 200 personas que los Mossos d'Esquadra practicaron en la manifestación del pasado sábado, en las que obligaron a algunas personas a ser fotografiadas con determinadas piezas de ropa, Guerra ha opinado que es 'un último paso para acabar con los derechos y libertades'. 'Desde que CiU tiene la consellería de Interior, cada vez más está creando un estado policial, en que el derecho de manifestación está en cuestión', ha defendido Pau Guerra, que cree que la presencia policial en el barrio de Sants supone una 'provocación'.