Público
Público

Canadá exhibe un fervor patriótico inusual en la apertura de los Juegos de Vancouver

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Juegos Olímpicos de Invierno arrancan esta noche en la ciudad canadiense de Vancouver con una ceremonia de inauguración diseñada como una muestra de fervor patriótico en un país poco acostumbrado a este tipo de exhibiciones.

El propio primer ministro canadiense, Stephen Harper, lo reconoció en la noche del jueves cuando se dirigió al parlamento de la provincia de Columbia Británica, donde se sitúa Vancouver.

"Le pediremos al mundo que nos perdone por este desacostumbrado arrebato de patriotismo, de nuestro orgullo, de ser parte de un país que es fuerte, confiado y sobresale entre las naciones" afirmó Harper en su discurso antes de enarbolar una bandera canadiense y gritar "Go Canada, Go" ("Vamos Canadá, vamos").

La arenga de Harper fue correspondida con entusiasmo por los diputados provinciales, un anticipo de lo que unos 3.000 millones de telespectadores podrán contemplar a partir de las 2.00 GMT del sábado cuando en el estadio BC Place se inicie el espectáculo con el que darán comienzo los Juegos de Vancouver.

De la ceremonia se sabe poco gracias al control férreo que los organizadores ejercen sobre cada detalle.

Pero gracias a indiscreciones surgidas a partir del último ensayo general celebrado el miércoles, se da como seguro que los artistas canadienses Bryan Adams, Nelly Furtado y Sarah McLachlan serán algunos de los protagonistas de la noche.

La dedicación de Canadá a estos Juegos es tal que en diciembre, Harper decidió suspender las sesiones del Parlamento federal hasta marzo, una vez que el evento olímpico haya terminado.

En Vancouver, las escuelas e institutos también han sido suspendidas durante la duración de los Juegos y la vida cotidiana de millones de personas que viven en la urbe y sus alrededores ha quedado alterada de forma fundamental.

En el terreno deportivo, Canadá ha destinado una cifra estimada de 6.000 millones de dólares en la organización de los Juegos, de ellos unos 1.000 millones para seguridad.

Además, desde que hace siete años fue galardonada con la organización del evento, ha destinado más de 100 millones de dólares para un programa denominado "Own The Podium" ("Poseer el Podium") para que sus atletas logren el máximo número de medallas, especialmente oros.

No en vano, Canadá tiene la cuestionable distinción de ser el único país que ha organizado Juegos Olímpicos (ya sean de Verano o Invierno) y que no ha conseguido ninguna medalla dorada en casa.

Las expectativas canadienses se sitúan en terminar los Juegos con una treintena de medallas en su poder.