Público
Público

Cáncer de próstata: vigilar y esperar sería lo mejor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

Los hombres mayores con cáncer depróstata de bajo riesgo estarían mejor manteniendo los controlesregulares que corriendo a operarse o someterse a radiación,sugirieron investigadores que usaron un modelo computarizado.

Esto se debería a que la mayoría de los hombres tienen almenos un efecto colateral por el tratamiento, señaló el equipodel Instituto de Investigación del Cáncer Dana-Farber y laEscuela de Medicina de Harvard en Boston.

Los resultados, publicados en Journal of the American MedicalAssociation, se basaron en un modelo computarizado que compara eltratamiento inicial con cirugía o dos tipos comunes deradioterapia con un programa de monitoreo cercano y controles derutina llamados "vigilancia activa".

En ese modelo hipotético, los expertos dijeron que un hombrede 65 años con cáncer de próstata de bajo riesgo que recibióvigilancia activa obtuvo resultados exitosos en base a una escalaque tiene en cuenta la calidad y la expectativa de vida.

El cáncer de próstata temprano o de bajo riesgo implica quelas células cancerosas se hallan sólo en la glándula prostática.Incluso sin tratamiento, muchos hombres con esta forma de laenfermedad vivirán con él hasta su muerte por otra causa norelacionada.

"El mensaje es claro: la vigilancia activa se asoció con elmáximo beneficio en términos de expectativa de vida ajustada porcalidad (al menos seis meses adicionales), comparado con otrasopciones terapéuticas", escribieron en un comentario los doctoresIan Thompson, de la University of Texas, y Laurence Klotz, delCentro de Ciencias de la Salud Sunnybrook en Toronto.

El cáncer de próstata provoca la muerte de unos 250.000hombres por año y es la segunda causa de fallecimiento portumores entre los hombres en Estados Unidos, después del cáncerpulmonar.

Las pruebas de control conocidas como test de antígenoprostático específico o PSA redujeron las muertes relacionadascon cáncer, pero identifican muchos cánceres de crecimientolento, que nunca necesitarían tratamiento.

Una vez diagnosticado, más del 90 por ciento de los hombrescon cáncer prostático de bajo grado recibe tratamiento, en sumayoría con cirugía o radiación. Ambas opciones pueden generarefectos colaterales duraderos, incluidas la impotencia y laincontinencia.

La doctora Julia Hayes del Instituto Dana-Farber y colegasquisieron sopesar los beneficios y riesgos de estos tratamientosy de la vigilancia activa en los hombres con cáncer de próstatade bajo riesgo.

El equipo halló que la vigilancia activa estaba asociada conmejoras significativas en la calidad de vida, incluso teniendo encuenta un riesgo levemente mayor de cáncer.