Público
Público

"Era candidato al título y lo demostraré"

Julián Simón. Piloto de Moto2. Se recupera en Madrid de una operación de tibia y peroné

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trabaja en dos sesiones de hora y media que, a veces, completa con el gimnasio para recuperarse de una operación de tibia y peroné, secuela del espectacular accidente que sufrió en Montmeló el pasado 5 de junio. Julián Simón reconoce su gran alegría por Elena Rosell, su sustituta el sábado debuta hasta que él reaparezca. Pero, a la vez, espera que su puesto de interina le dure poco. Significará que el subcampeón de Moto2 está de vuelta.

¿Cómo va la recuperación?

'Ahora, al fin, puedo dormir por las noches; antes, por el dolor, era imposible'

Estoy aún en la fase primera y principal de la rehabilitación. Aún no me han quitado los puntos y la pierna tiene que drenar para que la inflamación se vaya y pueda aguantar de pie más rato. Después tocará trabajar el tobillo para ganar flexibilidad.

¿Será muy duro recuperar la movilidad de la pierna?

No, lo peor ya pasó y está yendo todo muy bien. Ahora, al fin, ya puedo descansar bien por las noches porque me cambiaron el vendaje por otro mucho más cómodo. En realidad, lo más duro fue la propia caída y los momentos antes de operarme, como por ejemplo el traslado al hospital en ambulancia con baches, que resultó muy doloroso.

'No quiero volver para estar en el puesto 20, en medio del batallón'

La caída fue muy aparatosa y pareció que podía ser más grave. ¿Qué sintió en esos momentos?

Cuando te caes, sabes perfectamente que te has hecho daño; después del impacto con mi moto, ya sentí un agarrotamiento muy fuerte en el aire. Cuando caí, con la adrenalina, lo primero que hice fue levantarme para saber que todo estaba bien. Lo importante es que la pierna se puede arreglar en un periodo más o menos corto; menos mal que no me pasó nada en las cervicales o en la espalda.

Dijo el doctor Villamor que usted podría volver a competir a mediados de julio. ¿Lo cree posible?

'Acciones como la que me lesionó se deben eliminar de la competición'

Volveré cuando vuelva a sentirme fuerte; puede que no llegue para esas fechas. Lo que sé y lo que tengo claro es que volveré para estar no al 60 ni al 70 %, sino al 100 %. Si vuelvo a competir, espero poder aguantar 45 minutos de carrera al máximo nivel. Si veo que no estoy bien, en Moto2, es imposible competir. No quiero regresar para estar en el puesto 20, sumergido en un batallón con posibilidades de caerme otra vez .

¿Cuál será su objetivo?

Sobre todo, dejar mi sello, demostrar que el candidato al título era yo.

Después del batacazo, ¿cree que le costará más recuperar la confianza que la forma física?

No lo creo. De todos modos, trabajaré mucho para recuperar la confianza en los entrenamientos previos, pero no creo que piense más en la caída, por mucho que es algo que me puede volver a pasar. Si puedo, correré en Alemania, pero si vuelvo, será al cien por cien para luchar por el podio hasta Cheste.

La lesión le llegó cuando, tanto usted como su equipo, estaban en un buen momento.

La verdad es que sí, hasta la carrera de Barcelona, todo era una evolución positiva. Empezábamos a acariciar posiciones de victoria. El equipo venía haciendo un trabajo espléndido y estábamos teniendo una gran evolución.

Pero se encontrará con rivales duros e inesperados.

Sí, la verdad es que Bradl nos está sorprendiendo a todos. Nunca fue candidato y ahora es el piloto con más peso y regularidad, con una gran forma de pilotar y una mentalidad muy segura, nunca parece ponerse nervioso. Por lo que se ve, creo que sólo Márquez puede hacerle sombra.

¿Cómo le afectará la lesión a su carrera, después de haber sido subcampeón de Moto2 y con el objetivo claro de ganar el título?

No pienso demasiado en esos términos, ni en largos plazos, sino, sobre todo, en que me sabe mal estar así por el equipo, que estaba trabajando para ayudarme y por los patrocinadores. Jorge [Martínez Aspar] estaba haciendo un trabajo increíble. Pero por mí, personalmente, no puedo preocuparme demasiado porque no puedo hacer nada con la pierna así. Sólo esperar con la moral alta, porque venirse abajo no sirve de nada. Se trata de hacer caso a los médicos y esperar. Hago como en la pista, pero fuera de ella: intento ganar los máximos segundos posibles para recuperar movilidad. Me dedico únicamente a eso y no a pensar en mi carrera profesional o en la temporada que viene.

Desde que fue operado por Villamor, que días antes había intervenido al rey, sólo ha tenido palabras de elogio hacia él.

La verdad es que hizo un grandísimo trabajo. También tengo que agradecer a Mapfre el esfuerzo que hizo por trasladarme a Madrid en un avión medicalizado para ser tratado por él. Sin ellos no habría sido posible. Y él es un buen médico y una buena persona, que me ha reconstruido la pierna perfectamente. Es una maravilla.

¿Qué le dijo el turco Sofuoglu cuando se le acercó inmediatamente después de tocarle con la parte delantera de la moto en el accidente?

Estaba muy descontento con lo que había hecho y me pidió disculpas; ahí quedó todo. Esas acciones se tienen que eliminar de la competición. Un piloto no tiene por qué ir por encima de sus posibilidades. A partir de ahora, lo tendrá claro porque ha fastidiado la temporada y la pierna de un piloto que tenía delante. De todos modos, ya lo aclaré todo con él.